Envían paquete explosivo al FMI, reportan un herido

El artefacto fue enviado desde Grecia; indagan a grupos de izquierda
Agentes de policía montan guardia en los alrededores de la sede del FMI, en París, después de la explosión de un paquete, ayer (IAN LANGSDON. EFE)
17/03/2017
01:52
París
DPA y EFE
-A +A

Un paquete bomba enviado desde Grecia explotó ayer en la oficina del Fondo Monetario Internacional (FMI) en París e hirió a una mujer, en un hecho calificado como atentado por el presidente François Hollande.

El paquete, remitido al secretariado de la representación del FMI en Francia, estalló cuando la secretaria procedió a abrirlo. Se informó que las heridas de la mujer no son graves.

“Hoy estamos nuevamente ante un atentado, no hay otra palabra cuando se trata de un paquete con carga explosiva”, declaró Hollande.

Christine Lagarde, gerente del FMI, condenó lo ocurrido y señaló que su organización está trabajando con las autoridades francesas para investigar lo ocurrido.

Por la tarde, las autoridades griegas informaron que el paquete, junto con otro que fue enviado al Ministerio de Finanzas alemán en Berlín, el cual fue desactivado, salieron de su país. “Como presunto remitente aparece el nombre de Vassilis Kikilias", dijo el ministro de Protección Ciudadana Nikos Toskas a la televisión griega.

Según las primeras investigaciones, el ataque pudo ser obra de un grupo de izquierda y las sospechas recaen en la agrupación “Conspiración de las Células de Fuego”, que asumió la responsabilidad por el envío al ministerio alemán, pero no se pronunció sobre el suceso en Francia. Las autoridades griegas no descartaron que pueda haber otras cartas bomba en circulación.

La organización de las “Células de Fuego” ya había enviado paquetes bomba en 2010 a mandatarios europeos. Tanto el FMI como el Ministerio de Finanzas alemán desempeñan un importante papel en las negociaciones del gobierno griego con sus acreedores internacionales.

Ataque en escuela. Un alumno de 17 años con problemas de integración ingresó ayer armado en un instituto de Grasse, en el sureste de Francia, e hirió a cuatro personas, entre ellas el director del centro.

El tiroteo fue “el acto loco de un joven fascinado por las armas de fuego”, según la ministra francesa de Educación, Nadjat Vallaud-Belkacem.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS