Demócratas se oponen a muro en presupuesto

Advierten que podrían hacer bloqueo legislativo; el gasto para 2018 prevé más recursos a Defensa
14/03/2017
01:50
Agencias
Washington
-A +A

Los líderes demócratas del Senado de Estados Unidos advirtieron ayer a la mayoría republicana que se opondrán a la inclusión de una partida en los presupuestos del país para la construcción de un muro en la frontera con México, una de las propuestas principales del campaña del presidente Donald Trump.

La advertencia, encabezada por el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, se planteó en una carta enviada ayer al líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell.

La misiva también advierte contra la inclusión de otras “píldoras venenosas”, tales como disposiciones para revertir las protecciones ambientales o de los consumidores.

“Creemos que sería inapropiado insistir en la inclusión de la financiación [del muro] en un proyecto de ley de asignaciones obligatorias que es necesario para que la mayoría republicana en control del Congreso evite un cierre del gobierno tan temprano en la administración del presidente [Donald] Trump”, aseguraron.

La carta de los demócratas amenaza implícitamente con un bloqueo legislativo y la potencial interrupción administrativa del gobierno si los republicanos tratan de adjuntar disposiciones controvertidas de la agenda de Trump a la legislación presupuestaria con el fin de obligar a su ejecución.

El coste estimado del muro ha pasado de los 8 mil millones de dólares que calculó inicialmente Trump hasta 21 mil 600 millones, según las más recientes cifras del Departamento de Seguridad Nacional.

El mandtario enviará esta semana al Congreso su proyecto de presupuesto para 2018, que incluye un aumento del gasto en defensa y recortes en medioambiente, educación y vivienda, informaron ayer medios locales, los cuales también destacaron que la administración del magnate tiene previsto incrementar el presupuesto del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para financiar la construcción del muro fronterizo entre México y Estados Unidos, así como la contratación de 15 mil nuevos agentes fronterizos, esto último con el fin de reforzar su política para deportar a inmigrantes ilegales.

Para poder financiar el muro en la frontera sur, Trump considera recortar 14% del presupuesto para 2018 de la Guardia Costera, de acuerdo con un borrador al que accedió la semana pasada The Washington Post.

Además, el magnate pedirá a los republicanos, con la mayoría en el Congreso, que reduzcan las partidas destinadas al Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano, al Departamento de Educación y a la Agencia de Protección Medioambiental (EPA), dirigida por Scott Pruitt, quien es un escéptico del cambio climático.

En concreto, según medios locales, Trump planea recortar 25% el presupuesto en medioambiente y acabar con 3 mil puestos de trabajo en la Agencia de Protección Medioambiental, la rama del gobierno encargada de implementar las políticas relacionadas con la lucha contra el cambio climático.

El gobierno de Trump también quiere eliminar una partida del Departamento de Vivienda de 3 mil millones de dólares, la cual está destinada a proveer casas decentes y asequibles a las comunidades más vulnerables de Estados Unidos, así como a la creación de empleos mediante la expansión de negocios en áreas deprimidas.

La filosofía de “EU primero” también hará que el presidente recorte
37 % el presupuesto del Departamento de Estado, una drástica reducción que podría limitar la asistencia económica a Latinoamérica.

 

Rechazan separar a familias migrantes. Un grupo de 25 mujeres congresistas mostró ayer su oposición a la estrategia que estudia el gobierno de EU de separar a padres e hijos menores de edad que crucen indocumentados la frontera con México.

A través de una carta remitida al secretario de Seguridad Nacional, el general retirado John Kelly, las congresistas demócratas calificaron la estrategia de “cruel”, ya que si “interferir en el vínculo padre-hijo es inapropiado en circunstancias normales. Interferir en ese vínculo como táctica gubernamental para hacer cumplir cualquier política es inhumano y obsceno”. Además, dijeron que va “flagrantemente en contra de los valores estadounidenses”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS