Corte niega restablecer decreto migratorio

No acepta recurso de apelación a la suspensión del veto; Trump arremete contra juez: si algo malo sucede, cúlpenlo a él
Jackie Pawlowski y su hija de ocho años participaron ayer en una manifestación en favor de los derechos de la comunidad gay y contra la orden ejecutiva en materia de migración impulsada en la ciudad de Boston, Massachusetts (BRIAN SNYDER. REUTERS)
06/02/2017
01:50
Agencias
-A +A

Washington.— Una corte de apelaciones de San Francisco rechazó ayer la solicitud presentada por el Departamento de Justicia para restablecer de inmediato el decreto del presidente Donald Trump que prohíbe el ingreso a Estados Unidos de ciudadanos de siete naciones de mayoría musulmana.

Mientras que el mandatario criticó en Twitter la decisión de la Corte y señaló que con sus disposiciones está dejando en peligro a los estadounidenses, por lo que si algo malo sucede sería su culpa.

La Corte de Apelaciones del Noveno Circuito, con sede en San Francisco, California, rechazó la moción de urgencia presentada por el gobierno, que pretendía invalidar la suspensión temporal del decreto decidida el viernes por un juez federal de Seattle.

Con ello, la sentencia del juez James Robart continúa, de momento, en vigor. Sin embargo, la decisión de ayer rechaza sólo la implementación inmediata de la prohibición de viaje al país, pero aún debe pronunciarse más a fondo sobre el caso, por lo que la corte podría tardar al menos una semana en hacerlo. Hasta ahora, ha pedido a las dos partes que presenten sus argumentos por escrito, a lo que seguirá luego una vista oral.

Los expertos creen que la disputa acabará en el Tribunal Supremo, que sería la siguiente instancia a la que podría recurrir el gobierno para apelar la decisión del juez, por lo que se espera una larga batalla legal.

Trump emitió el 27 de enero un decreto que suspendía temporalmente el programa de refugiados estadounidense y prohibía la entrada al país a todos los ciudadanos de Irak, Siria, Irán, Libia, Somalia, Sudán y Yemen durante 90 días, una prohibición indefinida para los refugiados sirios.

Su argumento: la necesidad de garantizar la seguridad mediante nuevos mecanismos de registro que impidan la entrada a todo enemigo de Estados Unidos. La medida fue sin embargo impugnada de inmediato por varios tribunales.

También los tribunales de apelación de los estados de Washington y Minnesota, los primeros que lo impugnaron, emitirán su oposición a la petición del Departamento de Justicia antes de la media noche. Se espera que Trump emita una respuesta en apoyo de la apelación de emergencia antes del lunes a las 15:00 horas.

El Departamento de Justicia alegaba en su apelación que la decisión de la corte del distrito de Seattle suponía un daño para la población, “cuestiona el juicio del presidente sobre seguridad nacional” y carece de análisis legal. También señalaba que el juez James Robart se había extralimitado en sus funciones porque su decisión afectaba a todo el territorio nacional y cuestionaba la división de poderes entre el presidente y la Justicia.

Donald Trump respondió, como es su costumbre, a través de su cuenta de Twitter, en la cual escribió: “No puedo creer que un juez pusiera a nuestro país en este peligro. Si algo sucede cúlpenlo a él y al sistema de la Corte. ¡Mal!” y añadió: “He instruido a las autoridades registrar a las personas que ingresan a nuestro país muy cuidadosamente. ¡Las cortes están haciendo el trabajo muy difícil!”.

El vicepresidente Mike Pence respaldó a Trump en una entrevista en televisión. Al ser preguntado si calificar a Robart de “supuesto juez” ponía en peligro la división de poderes que marca la Constitución, respondió: “No lo creo, creo que los estadounidenses están acostumbrados a que este presidente manifieste abiertamente su opinión”.

Señaló que el magnate dejó claro que para su gobierno la seguridad de los estadounidenses está en primer lugar. “El decreto que emitió era legal, era proporcionado y nuestro gobierno utilizará todas las medidas jurídicas a nuestra disposición para impugnar la decisión judicial”, dijo Pence a la emisora ABC.

Además, “el presidente de Estados Unidos tiene todo el derecho a criticar a las otras dos ramas del gobierno”, destacó Pence también en el programa Meet the Press, del canal NBC.

Luego, en declaraciones a CBS, indicó que es frustrante ver cómo un juez del estado de Washington dirige la política federal, ya que la orden ejecutiva del presidente es “totalmente consistente con la ley promulgada por el Congreso”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS