Fiscalía allana casa de ex presidente peruano

Investiga sobornos de Odebrecht a Alejandro Toledo; él niega haber recibido 20 millones de dólares de la empresa
Autoridades allanaron ayer la casa de Alejandro Toledo, a quien acusan de recibir dinero a cambio de favorecer a Odebrecht con la adjudicación de una obra (EFE)
05/02/2017
02:04
Agencias
-A +A

Lima.— La fiscalía de Perú allanó ayer la casa del ex presidente Alejandro Toledo (2001-2006) en busca de documentos vinculados a las versiones que lo acusan de haber recibido 20 millones de dólares para favorecer los negocios de la empresa brasileña Odebrecht, tal como reveló la prensa.

Desde las primeras horas del sábado, un equipo del Ministerio Público, encabezado por el fiscal Hamilton Castro, allanó la casa del ex presidente en el lujoso distrito de La Molina y recopiló documentación pertinente para las investigaciones; Toledo está en Francia con su esposa Eliane Karp.

Al cabo de nueve horas, el fiscal Castro se retiró de la casa con varias cajas llenas de documentos.

El diario Perú21 y RPP Noticias publicaron un extracto de un documento judicial en el que se afirma que el ex director de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, confesó haber pagado un soborno de 20 millones de dólares a Toledo para adjudicarse la construcción de dos tramos de la carretera Interoceánica.

Toledo negó ayer “absoluta, rotundamente” el haber recibido dinero de Odebrecht para otorgarle la construcción de los tramos 2 y 3 de la carretera Interoceánica, en una entrevista al diario El Comercio, desde París.

El ex mandatario se mostró confundido por la información e insistió en que no tiene nada que ver con el dinero que la fiscalía habría encontrado en cuentas de su amigo Josef Maiman, en las que se habrían depositado las coimas de Odebrecht.

“Yo no tengo nada. Lo que ha dicho el señor Maiman es una prueba de él, que él tiene sus negocios. ¿Qué tienen que ver conmigo? Por favor”, dijo.

En tanto, el abogado Luciano López, defensor del ex presidente desde 2013, renunció el viernes sin mencionar las razones. “Nuestra firma no dará ninguna declaración a la prensa sobre nuestro ex cliente por responsabilidad profesional”, informó en un comunicado.

Según revelaron los diarios La República y Correo en sus versiones digitales, Barata, acogido a la figura legal de “colaborador eficaz”, habría confirmado a las fiscalías de Brasil y Perú que Toledo recibió un soborno de 20 millones de dólares entre 2005 y 2008 para adjudicarse la construcción de la carretera que comunica con Brasil.

La prensa indicó además que es inminente el pedido del fiscal encargado del caso, Hamilton Castro, para detener a Toledo por los delitos de cohecho y lavado de activos.

El presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, aclaró que Toledo “ya no cuenta con el beneficio de las prerrogativas constitucionales” que como ex presidente “pudieran beneficiarlo procesalmente”.

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, quien fue ministro de Economía y primer ministro de Toledo, ha afirmado que no está involucrado en los pagos de sobornos de Odebrecht.

“La justicia debe ser igual para todos. Si alguien cometió actos de corrupción, debe ser sancionado”, afirmó ayer Kuczynski en su cuenta de Twitter.

“He ordenado al Poder Ejecutivo colaborar en todo lo necesario para garantizar que la investigación sea eficaz. Corrupción nunca más”, agregó.

En el marco de un acuerdo judicial en Estados Unidos, Odebrecht, involucrada en el mayor escándalo por sobornos de la historia de Brasil, reconoció en diciembre pasado pagos por 29 millones de dólares para ganar obras públicas en Perú entre 2005 y 2014, en los gobiernos de Toledo, Alan García y Ollanta Humala. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS