Se encuentra usted aquí

Simpatizantes y detractores marchan

En la marcha solidaria con López participaron también el presidente del Parlamento, Julio Borges, del partido Primero Justicia, y Henry Ramos Allup de Acción Democrática
Foto: Reuters
19/02/2017
02:04
Caracas.—
-A +A

El dirigente opositor venezolano Leopoldo López cumplió ayer tres años de prisión, de los casi 14 a los que fue sentenciado, un aniversario que llevó a simpatizantes y a detractores a tomar las calles de Caracas, unos para pedir su liberación y otros para exigir que se aumente su condena.

Dos marchas, una organizada por el partido liderado por López, Voluntad Popular (VP), y otra encabezada por el llamado Comité de Víctimas de las Guarimbas (barricadas) y el Golpe Continuado, afecto al gobierno de Nicolás Maduro, se desarrollaron en el este y el oeste de Caracas, respectivamente.

La manifestación opositora estuvo encabezada por la esposa del dirigente, Lilian Tintori, quien aseguró que “Venezuela no está sola”, al recordar que varios presidentes y ex mandatarios “del mundo” han pedido la libertad de López y manifestado su solidaridad con el país caribeño en “contra del régimen” de Maduro.

Tintori reiteró su agradecimiento a la administración del presidente estadounidense Donald Trump, con quien se reunió esta semana en Wa-
shington, y quien ayer pidió, a través del Departamento de Estado, la “liberación inmediata de todos los presos de conciencia”, incluyendo a López.

“Llamamos a la liberación inmediata de todos los prisioneros de opinión, al respeto del Estado de derecho, de la libertad de la prensa”, dijo el portavoz de la diplomacia estadounidense Mark Toner.

En la marcha solidaria con López participaron también el presidente del Parlamento, Julio Borges, del partido Primero Justicia, y Henry Ramos Allup de Acción Democrática. Éste último resaltó que López “fue enjuiciado y condenado en un juicio que avergüenza no solamente al sistema judicial venezolano”, sino “a la justicia en cualquier parte del mundo”.

El gobierno acusó a López por “incitación a la violencia”, tras haber convocado a una marcha de protesta que dejó tres muertos. Pese a que esas tres muertes fueron imputadas a funcionarios de las fuerzas policiales, los detractores de López lo señalan de haber propiciado el fallecimiento de las otras 40 personas que cayeron en los actos antigubernamentales que se desarrollaron en los siguientes cinco meses.

El jueves pasado, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ratificó la condena contra el opositor.

El Comité de Víctimas de las Guarimbas, conformado tras las protestas de 2014, calificó la condena a López de “irrisoria” y criticó el apoyo a éste expresado por Trump.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS