Detienen a "dreamer" en redada en Seattle

Mexicano Daniel Ramírez tiene 5 días bajo custodia; sin antecedentes, su audiencia fue programada para el viernes
Foto: Agencias
15/02/2017
01:50
AP y Reuters
San Francisco
-A +A

Las autoridades estadounidenses arrestaron a un migrante mexicano que fue llevado sin documentos a Estados Unidos de niño y que obtuvo un permiso para trabajar durante la administración de Barack Obama, en lo que podría ser la primera detención de un dreamer bajo la presidencia de Donald Trump.

Daniel Ramírez Medina, de 23 años y sin historial criminal, fue detenido el viernes pasado por agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en Seattle. Los oficiales llegaron a la casa para arrestar a su padre y ambos quedaron bajo custodia. La versión fue confirmada ayer a The Associated Press por el director legal del Proyecto Noroeste de Derechos Migratorios, Matt Adams.

Rose Richeson, vocera del ICE, dijo que Ramírez declaró ser miembro de una pandilla y que por ser considerado un “riesgo a la seguridad pública” fue detenido, pero uno de los abogados del joven, Mark Rosenbaum, de Public Counsel, niega que su cliente sea parte de pandilla alguna y que “fue presionado por agentes del ICE para admitir falsamente su pertenencia”.

Ramírez, quien permanece retenido en Tacoma, Washington, obtuvo permiso temporal para vivir y trabajar legalmente en EU bajo el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), creado en 2012 por el presidente Obama y que protege de la deportación a 750 mil personas que fueron llevadas ilegalmente a EU siendo niños, y que son conocidos como dreamers o soñadores.

Trump, quien asumió la presidencia el pasado 20 de enero, ha prometido mano dura contra los estimados 11 millones de migrantes indocumentados que viven en EU.

El dreamer apeló su detención ante la corte federal de Seattle el lunes, argumentando que el gobierno violó sus derechos constitucionales por ser beneficiario del DACA.

Ethan Dettmer, socio de la firma Gibson Dunn & Crutcher, que representa a Ramírez, externó su esperanza de que la detención “haya sido un error”, como también consideró Adams. Rosenbaum dijo que el gobierno se comprometió a que los beneficiarios del DACA no serían deportados. “No tenemos razones para creer que esa promesa será rota. Este caso no debería llegar a la corte”, añadió.

La detención se produjo la misma semana que autoridades migratorias arrestaron a más de 680 indocumentados en al menos una decena de estados, en una operación que el Departamento de Seguridad Nacional llamó “de rutina”, aunque activistas proinmigrantes y demócratas temen que la administración Trump escale sus acciones antiinmigrantes, y el propio mandatario dijo estar cumpliendo su promesa de campaña.

En una entrevista, el mes pasado, con ABC News, Trump dijo que su administración estaba ideando una política sobre cómo encarar el asunto de los dreamers. “Están aquí ilegalmente. No deberían estar muy preocupados. Tengo un gran corazón”.

Ramírez fue llevado a EU alrededor del año 2001, cuando tenía unos siete años, según la demanda. El gobierno le concedió una licencia bajo el DACA en 2014 y la renovó en 2016, tras considerar que no representaba una amenaza para la seguridad pública. Tiene un hijo de tres años.

En su apelación, el mexicano reclama su liberación inmediata y un requerimiento que prohíba al gobierno que lo arreste de nuevo. La audiencia sobre el caso está programada para este viernes. Según la demanda, cuando los agentes del ICE llegaron a la casa de Ramírez, le preguntaron si estaba legalmente en el país y él les dijo que era beneficiario del DACA, a lo que un oficial habría respondido: “No importa, porque no naciste en este país”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS