Temer dice que destituirá a ligados con Lava Jato

14/02/2017
01:59
Notimex
Río de Janeiro
-A +A

El presidente de Brasil, Michel Temer, prometió ayer destituir a cualquier ministro de su gabinete acusado de corrupción en el caso Petrobras y descartó haber nombrado a un colaborador para que obtuviera fuero ante la justicia.

“Si hay una denuncia [de la fiscalía], el ministro que sea denunciado será apartado provisionalmente. Si la justicia admite a trámite la denuncia y el ministro se transforma en imputado en casos de la Operación Lava Jato, será destituido definitivamente”, aseguró Temer duarnte un discurso en el Palacio del Planalto.

Sin embargo, la prensa y parte de la sociedad civil del país acusan a Temer de haber nombrado a un estrecho colaborador, el político Moreira Franco, ministro de la Secretaría General de Presidencia de Brasil para obtener fuero, ante las sospechas de que está involucrado en el denominado caso Petrobras.

Moreira Franco es sospechoso y su nombre ha sido mencionado decenas de veces en las investigaciones relacionadas con la empresa Odebrecht —que ha cerrado un gran acuerdo con la justicia para revelar todo cuanto sabe de la Operación Lava Jato— como uno de los intermediarios del presidente Temer para negociar el pago de sobornos por parte de la constructora brasileña.

“No hay ninguna tentativa de blindaje”, aseveró Temer, quien rechazó preguntas de la prensa en su breve alocución en el Palacio del Planalto, sede del Ejecutivo brasileño.

El presidente dijo que no destituirá a nadie por meras “citaciones” en las confesiones de los colaboradores de la justicia, en referencia a las recurrentes filtraciones publicadas por la prensa de que altos miembros del Ejecutivo —incluso el propio Temer— habrían participado en el esquema de Lava Jato.

“Quiero anunciar en carácter definitivo y por la enésima vez que el gobierno jamás podrá interferir en esa materia”, dijo en referencia a la operación Lava Jato, que ha sacudido buena parte de América Latina por el pago de comisiones ilegales de constructoras brasileñas a funcionarios de Perú, República Dominicana, Panamá, Colombia y Ecuador, entre otros, en lo que es conocido como el escándalo Odebrecht.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS