“Hay que voltear a las economías asiáticas, pero aceleradamente”

Desconocimiento ha hecho que se pierdan posibilidades de inversión en sectores variados, dice
Los presidentes de México, Enrique Peña Nieto, y de China, Xi Jinping, durante una reunión en septiembre en el marco de la cumbre del G-20 en Hangzhou. (ARCHIVO. EFE)
12/02/2017
01:57
Rubén Migueles
-A +A

[email protected]

Frente a la renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), México tiene la oportunidad de profundizar sus relaciones económicas y comerciales con los países de Asia. Sin embargo, debe hacerlo de manera rápida, con una estrategia de largo plazo bien definida, advirtió Efrén Calvo Adame, presidente de la Cámara de Comercio de México en China (MexCham China).

México debe voltear hacia las economías asiáticas pero de manera acelerada, porque no ha hecho el trabajo de campo necesario para penetrar mercados como los de Malasia, Indonesia o Vietnam. Por ejemplo, Malasia nos vendió el año pasado poco más de 8 mil millones de dólares en mercancías y México sólo le vendió 448 millones, explicó el directivo.

En su opinión, Malasia puede comprar a México 2 mil o 3 mil millones de dólares más en productos alimenticios, pero nadie está trabajando en los protocolos sanitarios para que las mercancías mexicanas entren a dicha nación. Los protocolos pueden tardar años, por lo que las autoridades mexicanas deben apoyar para que se autoricen en dos o tres meses. Entonces, se necesita la fuerza política para empujar la puerta comercial en las economías asiáticas.

Corea e India están en la misma situación. “Tenemos que abrir protocolos y tenemos que establecer estrategias, porque no hay estrategias, nos hemos conformado con los cinco o seis productos que vendemos en Asia. Asimismo hay que bajar inversiones hacia México, con socios muy estables y confiables de la región”.

El mercado asiático, concretamente el mercado chino, nos puede comprar más si nos organizamos y ponemos en marcha una estrategia de largo plazo. Podemos duplicar el comercio con una estrategia a largo plazo, pero le debemos dar certeza de permanencia, que es lo que no hemos hecho, dice.

El déficit de México con el gigante asiático sumó el año pasado 64 mil millones de dólares, le vendimos apenas 5 mil millones, pero Calvo estimó que de aquí a 2030 nuestras ventas a China podrían llegar a unos 25 mil o 30 mil millones de dólares.

Pero hay que trabajar mucho en estos mercados, hay que crear una estrategia con Japón, con el que tenemos un déficit por 13 mil millones de dólares; con Corea, con el que tenemos un déficit por 11 mil millones. El único acuerdo de libre comercio que funciona es con Estados Unidos, con todos los demás tenemos déficit; entonces, las autoridades y empresarios mexicanos deben aprovechar ese desbalance para corresponder y posicionar más nuestros productos en dichas economías, pero debe hacerse de manera rápida, a corto plazo, antes de que entren elecciones federales aquí en México, destacó Efrén Calvo.

El presidente de la MexCham resaltó que México está llegando tarde a los mercados asiáticos. “Se nos adelantaron los brasileños, los argentinos, etcétera, aquí nosotros tenemos que interactuar con una estrategia tripartita, de los municipios, de los gobiernos estatales y de la federación. Alguien tiene que poner la primera piedra”.

Entre los sectores o productos mexicanos que podrían tener grandes oportunidades en los mercados asiáticos, el directivo destaca el caso de los bienes agropecuarios que van desde las hortalizas, donde México es muy competitivo, hasta las carnes de res y cerdo. Otro segmento donde podría haber negocio es en el sector pesquero, que todavía no ha sido muy explorado por nuestros productores en los mercados asiáticos.

Otros sectores que menciono Calvó fueron: la actividad turística —los chinos cada vez ven con mayor interés los destinos de Latinoamérica—; el sector biomédico, que también es muy demandado por los pueblos de la región; la industria aeroespacial, que en nuestro país está adquiriendo fuerza, por lo que algunas empresas asiáticas estarían interesadas en invertir en algunos de los seis estados mexicanos donde se está desarrollando.

Incluso mencionó el caso del futbol, que se está volviendo un deporte cada vez más popular en países asiáticos como Corea, Japón y China. En el caso chino, el gobierno está interesado en crear ligas regionales profesionales, por lo que están buscando la asesoría de equipos en otros países, como es el caso de México bajo la firma del equipo Atlas.

“El problema es que la mayoría de los empresarios mexicanos desconocen el mercado asiático, no han permanecido el tiempo suficiente [sólo son visitas cortas], no han interactuado, para interactuar se necesita estar ahí seis o siete meses y rascar lo suficiente para entender las necesidades de los mercados asiáticos”, destacó Efrén Calvo.

Asimismo, el gobierno mexicano debe estar diferenciando su política de promoción, no puede usar la misma fórmula que usa en Estados Unidos o en Europa, ni siquiera la dirigida a China. No es lo mismo Corea o Japón, que India, o los países del sudeste asiático; cada economía e incluso sector requieren una estrategia diferente.

Por otra parte, México no cuenta actualmente con la infraestructura de promoción comercial necesaria para acrecentar el intercambio con las economías de la región. “La infraestructura es nuestra cámara que hoy tiene siete oficinas en China”, comentó el presidente de la MexCham China.

“Si el gobierno le entra, bienvenido, si no nosotros seguiremos nuestro camino, la cámara ha construido puentes y tenemos la infraestructura, falta que el gobierno le entre de manera seria, ellos tienen que tomar la iniciativa. Si no la toman, seguiremos nosotros, nos cuesta más trabajo, pero hemos construido puentes políticos, económicos, sociales y culturales para seguir ampliando las relaciones económicas y comerciales con la región”, concluyó.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal