Rechaza Corte reinstaurar el veto migratorio

La Casa Blanca prevé llevar el caso ante el Tribunal Supremo de Justicia
Bob Ferguson, fiscal general de Washington, una de las partes que rechaza el veto, dictó ayer una conferencia tras conocer el fallo de la corte (ELAINE THOMPSON. AP)
10/02/2017
01:51
Víctor Sancho / Corresponsal
Washington
-A +A

La Corte de Apelaciones del Noveno Distrito de Estados Unidos propinó ayer otro duro golpe judicial al presidente Donald Trump. A pesar de las amenazas y advertencias de los últimos días, los tres jueces que lo integran rechazaron de forma unánime la petición de reinstaurar el decreto que vetaba la entrada de inmigrantes de siete países de mayoría musulmana y refugiados.

Tras dos días de deliberación, el tribunal determinó que el gobierno no aportó “ninguna prueba” para justificar la urgencia de vetar la entrada de inmigrantes para parar un supuesto “daño irreparable” a la seguridad nacional.

No estaba en juego la constitucionalidad o no de la orden ejecutiva, sino la necesidad de levantar o no el bloqueo impuesto por un juez de Seattle, tras aceptar y mientras revisa una demanda de inconstitucionalidad interpuesta por los estados de Washington y Minnesota por el “daño” que provocaba su aplicación. Con la decisión de ayer, el tribunal dio pistas de que es posible que el veto no sea totalmente legal y vulnere algunas enmiendas de la Carta Magna estadounidense.

La decisión de la corte de apelaciones despertó la ira del presidente Trump. En un mensaje a través de Twitter de tono desafiante y todo en mayúsculas, escribió: “Nos vemos en los juzgados. ¡La seguridad de nuestra nación está en juego!”.

La promesa de pasar por todas las instancias necesarias para defender lo que a su juicio es un decreto “de sentido común” se confirmó.

Minutos más tarde, en declaraciones a la prensa, el magnate sostuvo que la decisión es “política” y se mostró convencido de que, al final, la administración “ganará este caso fácilmente”.

El Departamento de Justicia, a través de un comunicado, explicó que “está revisando la decisión y considerando sus opciones”.

Una de las posibilidades sería llevarlo a una Corte de Apelaciones con más jueces. La otra, pasarlo directamente al Tribunal Supremo, que todavía tiene una vacante por completar. En caso de empate en la decisión de los jueces del alto tribunal, será la decisión de la Corte de Apelaciones la que se impondrá.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS