Chile enfrenta desastre debido a los incendios

Van 10 muertos y casi mil casas destruidas; esperan ayuda internacional
Chilenos buscan qué rescatar de entre los escombros de una casa quemada, en Santa Olga, una de las comunidades más afectadas por los peores incendios registrados en la historia moderna del país (PABLO SANHUEZA. REUTERS)
27/01/2017
01:55
DPA y AP
-A +A

Santiago.— Al menos 10 personas murieron y cerca de mil casas resultaron destruidas en Chile a causa de los incendios sin control que han arrasado miles de hectáreas de bosques desde la semana pasada en el centro y sur del país, mientras crece la sospecha de que algunos de los incendios serían intencionales.

Una de las situaciones más graves se vivió en Santa Olga, una pequeña localidad de la comuna de Constitución, a unos 340 kilómetros al sur de la capital. Allí el fuego arrasó en la madrugada del jueves cerca de mil casas, estimó el secretario regional ministerial de Vivienda, Rodrigo Sepúlveda.

“Todo se quemó”, dijo el alcalde de Constitución, Carlos Valenzuela, ciudad ubicada en la región del Maule, una de las más golpeadas por los incendios junto a la de O’Higgins y el Bio Bio, ubicadas en el sur del país.

Los residentes habían sido trasladados a sitios seguros, pero una persona de avanzada edad fue encontrada calcinada entre las ruinas en Santa Olga.

En tanto, un comandante de los bomberos de Constitución, Ricardo Becerra, explicó que en la zona se produjo una activación del fuego “debido a la gran carga de combustible: aserraderos y bosques de pino”, dijo.

Las altas temperaturas, que en algunas comunas del sur país como en Cauquenes o Chillán superaron ayer los 40 grados, sumado a los fuertes vientos y la baja humedad, han favorecido la acción del fuego, explicaron expertos. Otras nueve personas han fallecido en distintos puntos del sur desde que se iniciaran la semana pasada los incendios, considerados el mayor desastre forestal de la historia de Chile. Una de las víctimas es un bombero que ayer perdió la vida al volcar con su vehículo cuando se dirigía a sofocar uno de los incendios.

Todavía hay 64 incendios forestales activos en el centro y sur de Chile, que son combatidos por unos 4 mil bomberos y brigadistas de la Corporación Nacional Forestal (Conaf). A ellos se sumarán especialistas de Francia, Colombia, Argentina, Perú y 58 brigadistas mexicanos, entre otros países, confirmó la presidenta Michelle Bachelet, quien aceptó el ofrecimiento ruso de un avión Ilyushin II-76 capaz de lanzar 40 mil litros de agua de una vez. Empresas forestales han perdido más de 40 mil hectáreas de bosques.

La mandataria exige “identificar las causas de estos incendios” y llamó a no desinformar, ante la circulación de mensajes y videos donde se culpa, entre otros, a los mapuches y a un colombiano de los siniestros.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS