Anuncia Reino Unido salida del mercado común europeo

Advierte May que el país quiere control del número de personas que entren
La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, ayer durante su discurso en el que expuso los lineamientos del Brexit (KIRSTY WIGGLESWORTH. REUTERS)
18/01/2017
01:57
EFE y DPA
-A +A

Londres.— La primera ministra británica, Theresa May, anunció ayer que Reino Unido saldrá del mercado común europeo como parte del proceso del Brexit y, en su lugar, negociará un tratado de libre comercio con la Unión Europea (UE) que le permita el mayor acceso posible al bloque.

En un discurso en Londres en el que delineó los objetivos de su gobierno en las negociaciones que debe mantener con la UE para la salida de Reino Unido, May destacó que su país quiere “controlar la cantidad de personas que entren” desde el resto de Europa porque el volumen de inmigrantes “genera presión” sobre la vivienda, los servicios públicos y la educación.

La jefa de gobierno subrayó que tampoco está interesada en mantener la unión aduanera tal y como está concebida. La libra esterlina se recuperó tras el anuncio, después de días en retroceso.

Reino Unido no quiere ser una especie de miembro a medias o “cualquier otra cosa que nos deje medio adentro, medio afuera. No queremos quedarnos con las migas si nos vamos”, expuso.

Pese a ello, subrayó: “Estamos dejando la Unión Europea, no estamos dejando Europa”.

También destacó que su intención no es socavar el mercado común ni que la UE de desmorone. “No quiero que eso pase”, dijo, al tiempo que aseguró que Reino Unido tiene interés en que el bloque tenga éxito.

Sin embargo, aclaró que Reino Unido ya no pagará “las grandes sumas de dinero” con las que contribuía al bloque cada año.

Respecto del ritmo al que planea llevar a cabo el proceso, un tema que enfrenta a su país con la Comisión Europea, la jefa de gobierno no descartó un “proceso en fases” para abandonar la UE después de los dos años de negociaciones formales, a fin de evitar que haya inseguridad para las empresas o inestabilidad durante el periodo de transición entre la actual relación y la futura.

“Con esto no quiero decir que vayamos a buscar una especie de estatus de transición ilimitado en el que nos encontremos para siempre atrapados en un purgatorio político permanente”, sentenció.

May adelantó que el Parlamento deberá aprobar en las dos cámaras el acuerdo final sobre el Brexit al que se llegue antes de que entre en vigor. Sin embargo, no hizo ninguna mención a consultar al Legislativo antes, o durante el proceso, tal como reclaman los diputados.

Este acuerdo no estará listo antes de la primavera (boreal) de 2019, después de la fase de dos años de negociaciones que comenzará con el anuncio formal de salida de Reino Unido. May ya adelantó que hará esta petición a más tardar en marzo próximo.

Responde Europa. “Es un proceso triste, son tiempos surrealistas, pero al menos el anuncio sobre el Brexit es más realista”, escribió en su cuenta de Twitter el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Tusk, quien representa a los países de la UE, mantuvo a continuación una conversación telefónica con May, que no hizo pública, así como contactos telefónicos con la canciller alemana, Angela Merkel, y con el presidente francés, François Hollande.

Por su parte, el negociador designado por el Ejecutivo comunitario para este tema, el francés Michel Barnier, anunció a través de Twitter: “Listos tan pronto como lo esté el Reino Unido. Sólo la notificación puede dar inicio a las negociaciones”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS