Fin de política 'Pies Secos, Pies Mojados', un golpe a 'coyotes'

Los privilegios a los cubanos que llegaban a EU los estimulaba a pagar miles por el viaje
La cubana Dualenis Alvares (centro) celebra con una amiga después de que su hija consiguió la visa en la embajada de EU en La Habana (REUTERS)
15/01/2017
01:52
José Meléndez / corresponsal
-A +A

San José.— La decisión del presidente estadounidense Barack Obama de aceptar derogar la política de Pies Secos, Pies Mojados, adoptada en 1995 y que concedió preferencias migratorias a las personas nacidas en Cuba al ingresar a suelo estadounidense, cerró un lucrativo negocio: el de las redes de coyotes o traficantes de migrantes económicos cubanos por tierra y por mar de Ecuador a Estados Unidos, vía Colombia, Centroamérica y México.

La determinación, anunciada en un acuerdo conjunto suscrito en la capital cubana el pasado jueves por los gobiernos de EU y Cuba, y adoptada con efecto inmediato tras reiteradas solicitudes de La Habana a Washington, estableció que los seres humanos oriundos de la isla que intenten ingresar a territorio estadounidense sin visa y sin condiciones para obtener ayuda humanitaria podrán ser deportados a su país de origen.

En una declaración que emitió el viernes anterior, Cuba garantizó la migración regular, segura y ordenada, así como el derecho a viajar y emigrar de los cubanos y de regresar al país.

Los nexos migratorios Cuba-EU están marcados desde el triunfo de la revolución cubana, en 1959, por “políticas agresivas” de Washington, “que alentaron la violencia, la migración irregular y el tráfico de personas, causando numerosas muertes de inocentes”, añadió.

Por su parte, el gobierno costarricense expresó el viernes “satisfacción” por la medida de Obama y afirmó que otorgar trato preferencial alentó “un flujo masivo irregular de migrantes cubanos a través de Centroamérica que culminó en una crisis” en Costa Rica de noviembre de 2015 al primer trimestre de 2016. 

La política activó redes de tráfico de personas que pusieron en riesgo a los migrantes, agregó.

Germen. La Ley de Ajuste Cubano, promulgada por EU en 1966, es considerada por Cuba como causa de una migración ilegal, insegura y desordenada.

La ley, que permitió que personas nacidas en la isla obtengan beneficios migratorios al entrar a EU, fue reinterpretada a partir de 1995, luego de que en 1994 hubo una masiva migración irregular por mar de más de 32 mil cubanos.

Con el cambio, los cubanos en suelo firme estadounidense se acogieron a beneficios como poder trabajar y residir en EU. Los sorprendidos en el mar fueron devueltos a Cuba.

La ley de Ajuste sigue vigente y para que los cubanos aprovechen sus concesiones ahora deben entrar con visa a Estados Unidos.

El pacto del jueves es parte del deshielo Washington-La Habana, que empezó en diciembre de 2014, luego de más de 55 años de pleitos bilaterales y que llevó a restablecer relaciones diplomáticas en julio de 2015.

En su declaración, Cuba adujo que “será necesario también que el Congreso” de EU derogue esa ley.

La política de Pies Secos, Pies Mojados” era “un estímulo a la emigración irregular, al tráfico de emigrantes y a las entradas irregulares” a EU, desde terceros países, de cubanos que viajan legalmente al exterior, recalcó. “Al admitirlos automáticamente en su territorio, les confería un trato preferencial y único que no reciben ciudadanos de otros países, por lo que también era una incitación a las salidas ilegales”, precisó.

Riesgo. En una peligrosa travesía con “coyotes” que cobraron hasta 15 mil dólares por individuo, el tránsito irregular de cubanos de Ecuador a EU se aceleró en 2012 y recrudeció en 2015.

Quito decidió en 2008 exonerar de visa a los cubanos y abrió un intenso flujo aéreo de Cuba a Ecuador. Pero la restableció en diciembre de 2015 porque, en noviembre de ese año, Nicaragua cerró el paso de migrantes irregulares cubanos procedentes de Ecuador.

Por el cierre, unos 10 mil cubanos fueron llevados en 2016 en puente aéreo y terrestre de Costa Rica y Panamá a El Salvador, Guatemala y México para que siguieran a EU.

El gobierno de Costa Rica informó ayer a EL UNIVERSAL que hay 98 migrantes cubanos irregulares varados en suelo costarricense y que migraron de Cuba por causas económicas.

La medida de Obama dejó en la zozobra a un número indeterminado de migrantes económicos cubanos también retenidos en Panamá.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS