Presidente electo promete un informe sobre hackeo en 90 días

14/01/2017
01:52
Agencias
-A +A

Washington.— El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, prometió ayer que su equipo tendrá un informe completo en un plazo de 90 días sobre el supuesto espionaje ruso durante las pasadas elecciones de noviembre.

“Ahora resulta que las acusaciones falsas contra mí fueron organizadas por mis opositores políticos y un espía fracasado que teme ser demandado”, agregó el magnate vía Twitter, en referencia también a la información de que Moscú tiene datos comprometedores sobre su vida privada.

“Noticias falsas. Rusia dice que no existe nada”, explicó Trump y añadió que todo esto fue probablemente difundido por los servicios de inteligencia sabiendo que no había pruebas. El jueves ya había advertido que el director nacional de inteligencia, James Clapper, tildó de “falso” el informe que alega que Rusia tiene información comprometedora de él y que podría usarla para intentar chantajearlo durante su mandato. Clapper aclaró que si bien indicó al magnate que el informe no era producto de los servicios de inteligencia de EU, en ningún momento dijo que fuera falso.

La Comisión de Inteligencia dijo ayer que investigará los posibles contactos entre Rusia y las personas vinculadas con las campañas políticas de EU como parte de una pesquisa más amplia sobre el entrometimiento de Moscú en los comicios presidenciales estadounidenses de 2016.

En un comunicado, los senadores Richard Burr, republicano de Carolina del Norte y presidente de la comisión, y Mark Warner de Virginia, el principal demócrata del panel, dijeron que éste “seguirá el rastro de los datos de inteligencia hasta donde llegue”.

Impopular. Según un sondeo de la empresa Gallup, Trump es uno de los presidentes electos más impopulares de las últimas dos décadas.

A menos de una semana de la toma de posesión, 51% de los estadounidenses desaprueban la actuación del magnate durante el periodo de transición, contra 44% que respalda su desempeño. Durante la misma etapa de transición, en 2009 el actual presidente saliente, el demócrata Barack Obama, obtuvo una aprobación de 83% y una desaprobación de 12%.

En 2001 el republicano George W. Bush, quien al igual que Trump ganó las elecciones de 2000 pese a perder en el voto popular, tenía una aprobación de 61% y un rechazo de 25%. Parecida puntuación tuvo el demócrata Bill Clinton en 1993, con una aprobación de 68% y una disconformidad de 18%. La encuesta fue realizada entre el 4 y el 8 de enero. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS