“Obama creó la figura del balsero indocumentado”

La nueva administración de Donald Trump podría revocar la decisión, advierten republicanos
14/01/2017
01:56
Max Aub
-A +A

Los Ángeles

El jueves, el presidente estadounidense Barack Obama eliminó el decreto conocido como Pies Secos, Pies Mojados, de 1994 y que, en su parte más importante, permitía que los cubanos que pisaran suelo estadounidense pudieran permanecer sin necesidad de ningún tipo de visa, y aplicar para beneficiarse de la Ley de Ajuste Cubano. Sin embargo, tratándose de un decreto, la nueva administración de Donald Trump podría revocar la decisión, advierten republicanos.

“Estuve presente aquel día histórico en que el entonces presidente estadounidense Bill Clinton, ante la crisis de los balseros cubanos que se había agudizado en 1994, firmó un decreto a través del cual los cubanos que llegaran por mar a partir de ese momento y lograran pisar tierra firme podrían gozar de la protección gubernamental y, ciertamente, quienes fueran interceptados en el mar serían regresados a Cuba” dijo el ex congresista cubano-estadounidense Lincoln Díaz-Balart a EL UNIVERSAL.

Sin embargo, ante la confusión que se ha generado entre algunos, aclaró que “una cosa es el decreto” y “otra muy distinta la Ley de Ajuste Cubano que data de 1966”. Esta última, detalló, “permite a cualquier cubano adquirir la residencia legal y todos sus beneficios, después de permanecer en el país por un año y un día, aun el día de hoy que Obama derogó el decreto de Clinton”. Evidentemente el decreto les facilitaba las cosas a quienes lograban pisar suelo estadounidense, porque lo único que tenían que hacer era permanecer en el país, como exige la Ley de Ajuste.

Un decreto presidencial puede ser revocado por algún otro presidente, como ha sido el caso de Pies Secos, Pies Mojados. La Ley de Ajuste Cubano es eso, una ley, que sólo a través del Congreso puede modificarse o desaparecer.

“Lo que acaba de hacer Obama es crear la figura del balsero cubano indocumentado”, dijo a EL UNIVERSAL Ramón Villegas, uno de los líderes del exilio cubano en el sur de Florida; “o sea, si el presidente Obama o el régimen de Cuba o alguien en el mundo pensó que por suspender un decreto acá los cubanos no van a seguir saliendo de la isla, están muy equivocados”, sentenció. “A partir de ahora todo será igual que antes de esta política de Pies Secos, Pies Mojados; esto ya no cuenta y sólo funciona la Ley de Ajuste Cubano; ahora bien, anteriormente los cubanos mayormente podían recibir asilo acá en EU, porque eran recogidos en el mar y el régimen de Cuba no los aceptaba de regreso. Pero ahora no sabemos lo que va a pasar, falta conocer detalles de en qué dirección irá esto”.

Es la primera vez, desde 1959, que los cubanos llegados a EU desde cualquier parte del mundo, que ingresen sin visa, serán considerados como indocumentados. Significa que los cubanos no tendrán un trato preferencial por encima del resto de los indocumentados de distintas partes del mundo. “Sin embargo, la Ley de Ajuste Cubano, que sigue vigente, continúa dándole al cubano la oportunidad de adquirir su estatus legal después de permanecer un año un día en territorio estadounidense”, dijo Díaz Balart. “Lo que sucede es que ahora tendrá que estar con perfil bajo, esconderse si es necesario, para cumplir ese requisito”, añadió.

El secretario de Seguridad Nacional de EU, Jeh Johnson, declaró en una teleconferencia que los cubanos serán tratados de igual manera que inmigrantes de otros países para que sea equitativo. Asimismo, trascendió que el Departamento de Seguridad Nacional terminó con el “Programa de Médicos Cubanos con Permiso” (Cuban Medical Professional Parole) que permitía el ingreso a la Unión Americana de miles de médicos cubanos, debido también a que esta profesión cuenta con mucha demanda social.

Johnson advirtió que no van a tolerar la llegada de cubanos indocumentados que no califiquen para ayuda humanitaria, abriendo la posibilidad con esta afirmación de que cubanos que ya están en EU puedan ser deportados.

Esperanza. “Ningún presidente en sus últimos días de mandato había tomado decisiones tan trascendentes; pero ahora hay que esperar a las 12 del día del 20 de enero, cuando la nueva administración encabezada por Donald Trump llegue al poder” dijo Lincoln Díaz-Balart, esperanzado en que el magnate revierta todo lo que Obama ha hecho con la comunidad cubana.

“Ningún cubano se va a quedar con los brazos cruzados, nosotros no somos de los que nos dejamos y con orden y respeto vamos a ir a buscar la seguridad de quienes vienen huyendo de un régimen dictatorial, de un país sin democracia ni libertad; eso es lo que muchos no entienden. En México o Colombia o Centroamérica pueden huir de la violencia o de la pobreza, pero se levantan y pueden moverse libremente, pueden hablar y criticar a sus gobiernos sin miedo de ser encarcelados, pueden ir a un restaurante o supermercado y comprar lo que puedan. En Cuba no, en Cuba no existen esas libertades” señaló el ex congresista.

Lo cierto es que durante su campaña presidencial Trump manifestó abiertamente su descontento acerca del decreto Pies Secos, Pies Mojados, y de la Ley de Ajuste Cubano, calificando a ambas de “injustas”. Varios observadores consideran que el presidente entrante no va a variar, o por lo menos no mucho, la decisión tomada por su antecesor.

Mantente al día con el boletín de El Universal