Netanyahu cancela la decisión de ampliar colonias

Para evitar nuevos choques con la Administración de Barack Obama, tras la reciente resolución de la ONU contra los asentamientos
El presidente estadounidense Barack Obama y el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu. (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
28/12/2016
05:50
EFE
Jerusalén
-A +A

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, suspendió hoy la aprobación de nuevas viviendas en colonias de la parte palestina ocupada de Jerusalén para evitar nuevos choques con la Administración de Barack Obama, tras la reciente resolución de la ONU contra los asentamientos.

"El presidente de la Comisión de Planificación y vicealcalde, Meir Turjeman, ha dicho que ha sido el primer ministro quien ha ordenado posponer la aprobación de 492 viviendas para evitar un conflicto con el gobierno estadounidense", señaló a Efe el miembro de dicho comité Hanán Rubín.

El órgano municipal tenía previsto aprobar hoy la construcción de cientos de casas en los asentamientos de Ramat Shlomo y Ramot, el mismo día en que se espera que el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, dé un esperado discurso en el que establezca los parámetros para la paz entre palestinos e israelíes, y cinco días después de la condena del Consejo de Seguridad de la ONU a la política de colonización israelí.

"Queremos desconectar los argumentos de Kerry sobre la construcción en Cisjodrania de la edificación en Jerusalén, porque no tiene nada que ver", dijo Rubín, que señaló que "los barrios judíos (en la parte ocupada de la ciudad como) Guiló o Ramot, tienen más de 40.000 habitantes y son parte de la ciudad, conectados a la ciudad".

Los proyectos que debían ser aprobados hoy estaban planificados antes de la resolución 2334 de la ONU.

Esta prohíbe a Israel construir en cualquier sitio del territorio que ocupa desde 1967 en Cisjordania y Jerusalén Este.

Israel se anexionó en 1980 la zona oriental de Jerusalén, en la que viven 300.000 palestinos, y la Municipalidad gestiona la ciudad como una sola entidad, aunque la comunidad internacional no reconoce la anexión y, por ese motivo, los países mantienen sus embajadas en Tel Aviv.

msl 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios