Hallan degollados a un alcalde brasileño y a su esposa

La Policía Civil dice no tener pistas de los autores del doble homicidio ni de los motivos del crimen; el edil de Matrinchá actualmente se enfrentaba a acusaciones por desvío de recursos públicos
04/08/2015
16:51
Río de Janeiro
-A +A

Los cuerpos del alcalde de la ciudad brasileña de Matrinchá y de su esposa fueron hallados hoy degollados en la casa de campo en la que vivían, a unos diez kilómetros de este pequeño municipio del interior del estado de Goias (centro) , informaron fuentes oficiales.

Daniel Antonio de Sousa, de 50 años y miembro del Partido Laborista Brasileño (PTB) , gobernaba Matrinchá, una ciudad de unos cuatro mil habitantes a cerca de 260 kilómetros de Goiania, la capital regional, desde enero de 2012 y actualmente se enfrentaba a acusaciones por desvío de recursos públicos.

Su cuerpo y el de su esposa, Elizeth Bruno de Barros, fueron hallados en el interior de la casa de campo en la que vivían hacia las 08:00 hora local por asesores de la alcaldía que habían quedado en buscarlos para conducirlos a un acto público.

La Policía Civil dice no tener pistas de los autores del doble homicidio ni de los motivos del crimen.

Pese a que inicialmente se informó de que la pareja había sido tiroteada, el comisario de la Policía Civil responsable de la investigación, Paulo Roberto Tavares, aclaró que ambos tenían cortes en el cuello producidos por arma blanca y que no presentaban heridas de bala.

Tavares dijo igualmente que la mujer tenía un hundimiento en el cráneo que permite inducir que fue golpeada con algún objeto contundente en la cabeza.

El comisario informó de que los rastros permiten decir que la pareja fue asesinada en la puerta de la residencia y sus cuerpos arrastrados posteriormente hacia el interior de la vivienda.

Tanto la dirección del PTB como la Asociación de Municipios de Goiás divulgaron comunicados en los que lamentaron la muerte del funcionario y las circunstancias del crimen. 

ahd

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS