Jefe de Gabinete de Argentina rechaza nexos con narcotráfico

El jefe de Gabinete denunció que el programa fue una operación política en su contra
03/08/2015
11:51
Buenos Aires
Notimex
-A +A

El jefe de Gabinete de Argentina, Aníbal Fernández, denunció hoy penalmente a quienes lo involucraron con narcotraficantes mexicanos y lo acusaron de haber ordenado el asesinato de tres empresarios.

Los abogados del funcionario iniciaron causas penales en contra del programa Periodismo para Todos, que anoche presentó un informe en el que un par de testigos vinculan a Fernández con el tráfico de efedrina, precursor químico para la fabricación de metanfetaminas.

La querella incluye al conductor del programa, Jorge Lanata; al Canal 13, en donde se emitió el programa, a Martín Lanatta, un hombre condenado a cadena perpetua por el asesinato de tres empresarios, y el expolicía José Luis Salerno.

Fernández desmintió categóricamente lo señalado en el programa televisivo. “Lo voy a aclarar en la justicia, que me cite el que quiera. Por mis hijos que esto es cien por ciento una mentira", aseveró. ó que llevará ante los tribunales a quienes lo acusan “para que busquen los papeles que dicen tener y los pongan sobre la mesa” .

El jefe de Gabinete denunció que el programa fue una operación política en su contra, ya que se emitió a sólo una semana de las elecciones primarias de candidatos a presidentes, gobernadores y legisladores que participarán en los comicios generales de octubre.

Fernández competirá el próximo domingo en elecciones internas contra el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, ya que ambos desean la candidatura a gobernador de la provincia de Buenos Aires por el oficialista Frente para la Victoria.

Lanatta afirmó desde la cárcel que el jefe de Gabinete recibió un soborno de 250 mil dólares para proteger a Sebastián Forza, un empresario farmacéutico que estaba metido en el tráfico de la efedrina, pero después quiso desplazarlo para manejar él mismo el negocio.

Aseguró, además, que Fernández obtuvo después ganancias millonarias por parte de narcotraficantes mexicanos que estaban operando en Argentina para conseguir la efedrina.

El escándalo estalló en julio de 2008, cuando la Policía allanó el primer laboratorio de metanfetaminas encontrado en este país, y el cual era operado por una decena de mexicanos al mando de Jesús Martínez Espinosa.

Semanas más tarde aparecieron ejecutados los empresarios Leopoldo Bina, Damián Ferrón y Sebastián Forza, quien le había vendido cargamentos de efedrina a Martínez Espinosa.

Durante los juicios se determinó que los tres empresarios fueron asesinados por orden de Ibar Esteban Pérez Corradi, un financista al que Forza le debía dinero y que también estaba traficando efedrina a México.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS