Temen polución química por explosiones en China

Nuevos estallidos sacuden el puerto de Tianjín; ordenan desalojos. Según la prensa, en el lugar había sustancias como cianuro sódico
Vista aérea del agujero que dejaron las explosiones del miércoles en el puerto chino de Tianjín (EFE)
16/08/2015
01:38
Agencias
-A +A

Tianjín, China.— Nuevas explosiones e incendios se produjeron ayer en el área del depósito de productos químicos que estalló hace tres días en la ciudad portuaria de Tianjín, en el norte de China, mientras que la cifra de muertos causados por el siniestro aumentó a 104, informaron medios estatales.

Según la agencia de noticias China News Service, se escucharon siete u ocho nuevas explosiones. Sobre varios lugares del área afectada se alzaban columnas de humo. Ante el peligro de fugas de gases tóxicos, las autoridades ordenaron desalojar la zona en un radio de tres kilómetros y llamaron a la población a protegerse con mascarillas, después de un cambio de dirección del viento que avivó el miedo a que las partículas tóxicas pudieran expandirse.

Las autoridades chinas confirmaron ayer que entre los productos químicos almacenados en el sitio donde se registraron las explosiones del miércoles había cianuro sódico — que puede ser fatal si se inhala o ingiere, pues interfiere con la capacidad del cuerpo de usar oxígeno—, nitrato de calcio y nitrato de amonio. Según una información del periódico Xinjingbao, que fue eliminada por la censura china, había 700 toneladas de cianuro sódico, un compuesto químico altamente inflamable cuando entra en contacto con el agua. La agencia China News Service aseguró que también habían explotado tanques con metanol o etanol.

Entre los 104 muertos registrados hasta el momento hay 21 bomberos; 13 rescatistas y un número desconocido de obreros portuarios siguen desaparecidos. Los bomberos acudieron a extinguir el incendio desatado en el depósito sin saber la naturaleza de los productos químicos que estaban ardiendo y lanzaron agua sobre ellos, lo que pudo haber causado más explosiones. Por eso se intenta ahora extinguir el fuego con 600 toneladas de arena. Más de mil bomberos trabajan en las labores de extinción del fuego.

Un equipo de 70 expertos militares especializados en la manipulación de productos químicos peligrosos rescató ayer a un hombre herido de mediana edad que estaba sepultado bajo los escombros a unos 50 metros del centro de las explosiones.

El hombre fue trasladado al hospital, por lo que aumentó a 722 el número de personas heridas hospitalizadas, de las que 33 se encuentran en estado grave. El papa Francisco transmitió ayer su pésame a los familiares y víctimas del accidente.

En respuesta a la catástrofe, el gobierno chino ordenó que en todo el país se realicen inspecciones en empresas que manejan productos químicos y sustancias explosivas peligrosas. En una instrucción por escrito, el presidente chino Xi Jinping dijo que las explosiones en Tianjín y una serie de accidentes graves recientes obligan a las autoridades a tomar en cuenta un “desarrollo seguro” y “el interés de la gente primero”.

El Consejo de Estado pidió en teleconferencia una inspección nacional de seguridad laboral, que se centre en industrias químicas, explosivos, fuegos artificiales, ascensores, minas de carbón, transporte público y puertos. Por su parte, la Comisión de Seguridad Laboral señaló que el accidente revela “un déficit de conciencia de seguridad en ciertas empresas y una aplicación laxa de las disposiciones de seguridad”, así como un “mantenimiento inadecuado de productos peligrosos en puertos y una vigilancia laxa por parte de las autoridades”. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS