Líder de Al-Qaeda jura lealtad a nuevo jefe del Talibán

En una grabación difundida hoy en internet y cuya autenticidad no ha sido verificada, Ayman al-Zawahiri, prometió lealtad al nuevo jefe del Talibán, el mulá Mohammed Ahkhtar Mansoor
Foto: EFE/Archivo
13/08/2015
15:24
Notimex
Islamabad
-A +A

El líder de la red Al-Qaeda, Ayman al-Zawahiri, prometió lealtad al nuevo jefe del movimiento Talibán, el mulá Mohammed Ahkhtar Mansoor, cuyo nombramiento ha profundizado las divisiones al interior del grupo fundamentalista.

La promesa de al-Zawahiri llegó en una audio grabación difundida este jueves en internet y aunque la autenticidad de la cinta no ha sido verificada, se trataría del primer mensaje del líder de la red extremista desde septiembre pasado.

“Como emir de la organización para la yihad (guerra santa), Al-Qaeda, y siguiendo el camino del jeque (Osama) bin Laden y los mártires fieles al mulá Omar, prometo nuestra lealtad al comandante de los fieles, el mulá Mansoor. Que Dios lo proteja”, sostuvo.

Al-Zawahiri, quien estaría escondido en algún lugar de la frontera entre Afganistán y Pakistán, se refirió al antiguo jefe de la red extremista, muerto en mayo de 2011, y al dirigente supremo del Talibán, cuyo deceso -en abril de 2013- fue confirmado el mes pasado.

Justo después del anuncio del fallecimiento del mulá Omar, que incluso suscitó especulaciones sobre la muerte también de al-Zawahiri debido al silencio en que se mantenía desde septiembre de 2014, salieron a la luz las divisiones internas en el Talibán.

El nombramiento, casi inmediato, de Mansoor como líder del grupo islamista fue cuestionado en principio por el Consejo Supremo del Talibán, el cual dijo no haber sido consultado al respecto, suscitando fricciones entre las distintas células.

La promesa de lealtad de al-Zawahiri, quien prometió a Mansoor aplicar la Ley Sharia y seguir la yihad “hasta que cada parte de la tierra musulmana ocupada sea libre” , refuerza el liderazgo del nuevo mulá del Talibán, de acuerdo con reportes del diario paquistaní The Dawn.

Sin embargo, también podría ser una alianza estratégica para Al-Qaeda, que enfrenta una creciente rivalidad con el grupo yihadista Estado Islámico (EI) , que actualmente lucha por controlar gran parte de Siria e Irak, donde pretende establecer un califato.

 

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS