Condenan violencia en marchas de Ferguson

La fiscal general de EU, Loretta Lynch, condenó hoy "rotundamente" la violencia registrada este domingo
Miles de personas protestaron en el aniversario del asesinato de Michael Brown a manos de un policía en Ferguson. (Foto: Cristina M. Fletes / AP)
10/08/2015
17:09
Washington, Estados Unidos
-A +A

La fiscal general de EU, Loretta Lynch, condenó hoy "rotundamente" la violencia registrada este domingo en Ferguson (Misuri) durante una marcha para recordar la muerte hace un año del joven afroamericano Michael Brown.

Tras las protestas pacíficas, un joven afroamericano disparó contra un vehículo policial y resultó herido por los agentes que respondieron a sus disparos, según la versión policial.

El joven herido de bala, que no sido identificado por la Policía, se encuentra en estado crítico.

"Me gustaría decir unas pocas palabras sobre los sucesos de anoche en Ferguson, Misuri. Condeno rotundamente la violencia contra la comunidad, incluida (la ejercida contra) los agentes de policía, en Ferguson", subrayó Lynch, de visita hoy en Pittsburgh (Pensilvania).

Hasta el tiroteo del domingo por la noche, la paz, el silencio y las llamadas a la reconciliación habían marcado los homenajes al joven negro Michael Brown, cuya muerte a manos de un policía blanco, que luego quedó libre de cargos, se convirtió en el germen de un nuevo movimiento por los derechos civiles de los afroamericanos.

"Como hemos visto en los recientes meses y años, la violencia no solo oscurece cualquier mensaje de protestas pacíficas, sino que pone en peligro a la comunidad y a los policías encargados de protegerla", añadió Lynch.

Lynch tiene hoy previsto reunirse con diferentes líderes políticos y comunitarios en Pittsburgh, una de las seis ciudades en las que el Departamento de Justicia ha impulsado un programa de reconciliación entre la Policía y las minorías tras resurgir el debate sobre la violencia policial.

La muerte de Brown se convirtió en uno de los mayores retos para el Departamento de Justicia, cuyo antiguo titular Eric Holder se desplazó a Ferguson (Misuri) para reunirse con líderes comunitarios y calmar las fuertes tensiones raciales.

Posteriormente, el Departamento de Justicia intervino la Policía de Ferguson, mayoritariamente blanca y descubrió que los agentes mantenían prácticas abusivas contra la población afroamericana. 

 

 

mvl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS