Se encuentra usted aquí

Clinton y Bush intercambian ataques

La aspirante demócrata exige fin del embargo a Cuba; el republicano dice que el pueblo de la isla vive “encarcelado” por el régimen de los Castro
Clinton arremetió contra las políticas sociales de Jeb Bush cuando éste se desempeñó como gobernador de Florida (EFE)
01/08/2015
03:11
J. Jaime Hernández / Corresponsal
-A +A

Washington.— En un anticipo de lo que podría ser el duelo entre dos de las dinastías políticas más poderosas en Estados Unidos, la aspirante del Partido Demócrata a la presidencia, Hillary Clinton, y el también candidato a la nominación por el Partido Republicano, Jeb Bush, chocaron ayer por sus posturas a favor y en contra del embargo contra Cuba y por las políticas sociales que han acentuado la segregación racial y económica de la comunidad afroestadounidense en el país.

En dos actos en Fort Lauderdale y en Miami, Hillary Clinton exigió el fin del embargo contra Cuba, una posición que respalda hoy el 73% de los estadounidenses según la más reciente encuesta del Pew Research, pero que es abiertamente repudiada por Jeb Bush y el exilio cubano en Miami.

Los candidatos “no podemos darnos el lujo de perder contacto, o ignorar los tiempos e ideas que corren hoy en día para arrojar por la borda los progresos que hemos hecho” como nación, dijo Clinton. Es tiempo de que el liderazgo republicano se suba “al carro a favor del levantamiento del embargo, o se haga a un lado”, añadió.

De inmediato, Jeb Bush emitió un comunicado en el que consideró “insultante” que Clinton pida “la retirada de la lucha por la democracia” en Cuba. “Afirman que quieren liberar a Cuba del pasado, pero no entienden que el pueblo cubano” no es prisionero del pasado, sino que está “encarcelado por el régimen de Castro”, añadió.

Poco antes, durante su participación en la Conferencia de la Liga Nacional Urbana en la ciudad de Fort Lauderdale, Clinton arremetió contra las políticas sociales de Jeb Bush cuando éste se desempeñó como gobernador de Florida y dijo que, desde su punto de vista, acentuaron los problemas de segregación racial y económica.

Aludiendo al eslogan de campaña de Bush “Derecho a Progresar”, Clinton dijo que “yo no creo que alguien pueda decir, de manera creíble, que todo el mundo tiene derecho a progresar y, acto seguido, pedir la eliminación gradual de Medicare o derogar el Obamacare”, programas que han sido criticados por Bush.

Según la más reciente encuesta realizada por la Universidad de Quinnipiac, de realizarse hoy unas elecciones generales, Jeb Bush se haría con el 42% de los votos, contra el 41% de Hillary Clinton.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS