Presidente de Nicaragua pide a Obama clemencia para un reo

Bernardo Aban Tercero, originario del Nicaragua, fue condenado a pena de muerte mediante inyección letal en Texas por el asesinato de un hombre en 1997
(Foto: Reuters/Archivo)
30/07/2015
16:48
Managua
-A +A

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, envió una misiva a su homólogo estadounidense, Barack Obama, en la que le pide clemencia para el nicaragüense Bernardo Aban Tercero, condenado a pena de muerte por el asesinato de un hombre en 1997, informó hoy el Gobierno.

Texas ejecutará con una inyección letal a Tercero el próximo 26 de agosto, según informó el Departamento de Justicia Criminal de ese estado en mayo pasado.

La coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía y primera dama, Rosario Murillo, indicó que la misiva fue entregada en el Departamento de Estado de EU por el embajador nicaragüense, Francisco Campbell.

"Concurro ante usted por esta vía para formularle de manera especial una petición de clemencia (...), usted en casos muy especiales puede ejercer ese derecho humanitario a favor de un ciudadano sobre quien pende la pena capital", expresó Ortega.

El mandatario destacó que el ciudadano nicaragüense fue condenado a la pena de muerte tras cometer un grave delito cuando era menor de edad.

"Acudo a usted (...), sabiendo también que para el derecho consuetudinario de los Estados Unidos de América, por tratarse de un delito cometido por un menor, sería un castigo cruel e inusual" , sostuvo el presidente de Nicaragua.

En este sentido, Ortega formuló a Obama un "pedido de clemencia" , valorando la justa dimensión y las circunstancias del hecho en que se vio involucrado este joven nicaragüense, y haciéndose eco del clamor de su familia.

"Su decisión oportuna a favor de este acto de clemencia para Bernardo Abán Tercero será un legado de humanismo a su gestión y será recordada por nuestro pueblo y por todos los que en este planeta luchamos a favor de la vida, la fraternidad y la amistad entre todos los seres que poblamos la tierra" , concluyó Ortega.

El 31 de marzo de 1997 Tercero y un cómplice irrumpieron en una lavandería con el propósito de atracarla cuando el nicaragüense se enzarzó en una pelea con un cliente del establecimiento, Robert Berger, al que le disparó.

Berger estaba acompañado de su hija de tres años en el momento del suceso.

Un alegato de la defensa del nicaragüense es que Tercero tenía 17 años cuando cometió el delito, y no 19, lo que le permitiría evadir la pena de muerte, sin embargo, las autoridades estadounidenses sostienen que el nicaragüense nació en 1977.

ahd

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS