Condena Netanyahu apuñalamiento en Marcha del Orgullo Gay

"Es un caso muy grave y llevaremos ante la justicia a los responsables", aseguró hoy el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, tras el apuñalamiento a seis personas durante la Marcha del Orgullo Gay
Tres personas fueron heridas de gravedad y otras tres de forma leve en un ataque con arma blanca mientras participaban esta tarde en la marcha, en el centro de Jerusalén Foto: AP
30/07/2015
13:21
Jerusalén
-A +A

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, condenó hoy con dureza el apuñalamiento sufrido por seis personas durante la Marcha del Orgullo Gay de Jerusalén por parte de un extremista judío.

"Es un caso muy grave y llevaremos ante la justicia a los responsables de este acto. En el Estado de Israel la libertad de elección del individuo es uno de los valores básicos. Debemos garantizar que en Israel todo hombre y toda mujer vivan con seguridad cualesquiera que sean sus elecciones", señaló en un comunicado.

Tres personas fueron heridas de gravedad y otras tres de forma leve en un ataque con arma blanca mientras participaban esta tarde en la marcha, en el centro de Jerusalén, que se celebra cada año bajo fuertes medidas de seguridad por la oposición que despierta en sectores extremistas religiosos.

Según confirmó la Policía en un mensaje a Efe, el autor de los hechos es Yishay Shlizer, que llevó a cabo hace diez años el último ataque contra la marcha gay y que, según varias fuentes, salió de prisión hace tres semanas.

El ataque tuvo lugar al final de la marcha, en el centro de la ciudad, cerca de la calle de Kerem Ayesod, sobre las siete de la tarde hora local (16.00 GMT).

"Un hombre salió de uno de los laterales y comenzó a apuñalar a la gente. Rápidamente se le echaron encima varios policías y lo redujeron en cuestión de segundos", dijo a Efe una testigo, que añadió que "había mucha sangre. Fue todo tan rápido que no nos dio tiempo a ver al autor".

Según la organización Casa Abierta, alrededor de 5 mil personas marcharon hoy en Jerusalén para reivindicar los derechos de la comunidad LGTB, en un acto protegido por cientos de agentes.

Jerusalén es considerada ciudad santa por las tres religiones monoteístas.

 

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS