“Acuerdo nuclear no cambiará a Irán”

Líder supremo del país advierte que mantendrá su política en Medio Oriente
El ayatola Ali Jamenei, líder supremo de Irán, al ofrecer su mensaje el sábado en la gran mezquita de Teherán, en el cual se refirió a Estados Unidos como una nación “arrogante”. (AP)
19/07/2015
01:19
Agencias
-A +A

Teherán.— El líder supremo iraní, el ayatola Ali Jamenei, dijo ayer que el acuerdo nuclear con potencias mundiales no señala un cambio mayor en la relación del país con Washington o en sus políticas en Medio Oriente.

El acuerdo alcanzado el martes pasado fue recibido con celebraciones en las calles de Teherán, dado que muchos iraníes anticipaban que permitiría que la economía, golpeada por años de sanciones, se estabilice y haga más fácil sus vidas diarias.

Pero Jamenei, quien tiene la última palabra en asuntos de Estado y que había dado su beneplácito a las negociaciones nucleares, contuvo cualquier expectativa de que el acuerdo lleve a un mayor acercamiento con Estados Unidos.

“Hemos dicho en reiteradas oportunidades que no negociamos con Estados Unidos sobre temas regionales o internacionales; ni siquiera sobre temas bilaterales. Hay algunas excepciones, como el programa nuclear que negociamos con los estadounidenses para servir a nuestros intereses”, declaró Jamenei.

Las políticas de Estados Unidos en la región son opuestas “en 180 grados” a las de Irán, agregó en un discurso en una mezquita de Teherán acompañada de gritos de “Muerte a Estados Unidos” y “Muerte a Israel”.

“Nunca vamos a dejar de apoyar a nuestros amigos en la región y al pueblo de Palestina, Yemen, Siria, Irak, Bahréin y Líbano. Incluso después de este acuerdo, nuestra política con respecto a los arrogantes Estados Unidos no va a cambiar”, aseguró.

Varios países del golfo Pérsico han acusado desde hace tiempo a Teherán de intromisión y de respaldar en forma financiera o mediante el envío de armas a movimientos políticos en países como Bahréin, Yemen y el Líbano. Irán, una potencia chiíta, niega haber incurrido en intromisiones, pero ha prometido apoyo a los gobiernos sirio e iraquí, que combaten la insurgencia de varios grupos sunitas armados.

El presidente pragmático de Irán, Hassan Rouhani, usó ayer mismo un tono un poco más conciliador que Khamenei y dijo tras una conversación telefónica con el gobernante de Qatar que el programa nuclear mejoraría las relaciones de Irán con sus vecinos.

“Sin duda, el acuerdo llevará a Irán a tener relaciones más cercanas con sus vecinos, especialmente con Qatar”, afirmó Rouhani a través de Twitter.

En virtud del acuerdo alcanzado el martes, las sanciones impuestas contra Irán serán eliminadas gradualmente a cambio de que el país acepte restricciones a largo plazo en su programa nuclear, que Occidente sospecha que apunta a crear una bomba nuclear, cosa que Teherán niega.

El secretario de Defensa estadounidense, Ashton Carter, comienza este fin de semana un viaje a Israel, Arabia Saudita y Jordania con el objetivo de calmar los ánimos entre sus aliados tras el histórico acuerdo nuclear con Irán, algo que podría incluir compromisos de mayor ayuda militar.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS