Grecia incumple y pone a temblar al mundo

Eurogrupo rechaza pedido de Atenas de tercer plan de rescate
Partidarios del "sí" se manifestaron ayer frente al Parlamento griego, de cara al referéndum convocado para el próximo domingo que decidirá si se aceptan las condiciones de los acreedores para un rescate europeo. Foto: JEAN-PAUL PELISSIER. REUTERS
01/07/2015
03:38
Agencias
-A +A

Washington.— Grecia intentó ayer un acercamiento de último minuto con sus acreedores internacionales en busca de ayuda, pero no fue suficiente para salvar al país de convertirse en la primera1 economía desarrollada en incumplir un préstamo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Atenas, como se esperaba, no pudo pagar ayer 1.6 mil millones de euros que debía al FMI, en el mayor evento de morosidad en la historia del prestamista multilateral. Gerry Rice, vocero de la institución, dijo que el Fondo fue informado sobre el no ingreso del pago. “Confirmo que el pago de cerca de mil 600 millones de euros debidos por Grecia al FMI no ha sido recibido. Hemos informado al Directorio Ejecutivo de que Grecia está ahora en mora y sólo puede recibir fondos una vez que los atrasos hayan sido cumplidos”, dijo.

Sobre el pedido griego de una prórroga del pago, Rice dijo que se revisará “a su debido tiempo”.

Además, tras expirar ayer el rescate financiero griego, el gobierno de izquierda de Grecia había solicitado a sus socios europeos un tercer rescate, un paquete de ayuda por dos años para cubrir sus necesidades financieras. De acuerdo con fuentes del Eurogrupo, el ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis, había dicho a sus colegas de la zona euro que Atenas podría cancelar un controvertido referéndum sobre la propuesta de sus acreedores convocado para el 5 de julio si se conseguía un acuerdo.

Sin embargo, Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo, había dicho, tras una teleconferencia de emergencia entre los ministros de Finanzas del bloque monetario, que se desestimó la petición de última hora del primer ministro griego, Alexis Tsipras. “Dimos por superado ese punto, llega demasiado tarde”, dijo.

Explicó que como miembro de la zona euro y la Unión Europea, Grecia podía solicitar un nuevo programa de asistencia, pero que éste llegaría con condiciones, que podrían ser más duras que en el anterior. “Mientras tanto, la situación en Grecia, la economía, los bancos griegos, se deterioran desgraciadamente aún más”, agregó.

Funcionarios europeos tenían previsto discutir hoy la solicitud de Tsipras de un nuevo préstamo por dos años para pagar deudas por cerca de 30 mil millones de euros. Tsipras quiere una reestructuración de la deuda, un asunto en que los acreedores se han mostrado hasta ahora reticentes.

En las horas previas a que el default fuera oficial, la canciller alemana, Angela Merkel, había afirmado ya que “antes de que se celebre el referéndum no negociaremos nada nuevo”.

Tsipras rompió las conversaciones con el Eurogrupo, el FMI y el Banco Central Europeo el 27 de junio y llamó a un referéndum nacional sobre la conveniencia de aceptar la oferta de la zona euro, a la que él se opone.

Ayer mismo Varoufakis dijo que Grecia estudia medidas legales contra las instituciones comunitarias para bloquear su salida del euro. “Los tratados de la Unión Europea no prevén ningún procedimiento para una salida del euro, y nosotros nos negamos a aceptarlo”, dijo Varoufakis al Daily Telegraph. La pertenencia de Grecia a la eurozona no es negociable, subrayó.

Pero según Benoit Coeure, miembro del Consejo Ejecutivo del Banco Central Europeo, ese escenario, que hasta ahora había sido una proposición teórica, “ya no puede descartarse”.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, consideró que la crisis griega afecta principalmente a Europa y no representará un “gran shock en el sistema” para su país.

Relacionadas

2015-06-30

Un drama europeo

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS