Se encuentra usted aquí

Cartas a un padre terrorista

Misivas desclasificadas por EU revelan que Hamzah, hijo de Osama Bin Laden, promete seguir sus pasos y serle leal en la lucha, para lo cual ha formado un grupo de seguidores que continuará la Yihad
Osama Bin Laden tuvo 24 hijos con cinco esposas. En algunos países musulmanes la poliginia es común, en otros es rara o inexistente (Foto: Archivo EL UNIVERSAL)
08/06/2015
05:08
Rogelio Velázquez
-A +A

[email protected]

Hamzah ama a su padre, está orgulloso de él y planea seguir sus pasos. Es uno de los 24 hijos de Osama Bin Laden. En una carta dirigida al hombre más buscado del mundo, fechada en julio de 2009, le expresó su deseo de continuar su camino: “Amado padre, te anuncio que mis hermanos y yo seguimos el camino de la Yihad por la causa de Dios, ya que han matado a nuestros hermanos, debilitado a nuestros jeques, violado a nuestras mujeres y masacrado a nuestros niños”.

Le mencionó que con la gracia de Dios Todopoderoso han formado un grupo de pocos seguidores para continuar en ese camino. “La Yihad es por lo que nosotros vivimos, lograr la victoria o ser mártires es nuestra máxima esperanza. Querido padre, durante años te he prometido buenas noticias y he fallado; pero con esto espero tener un poco de tu perdón porque gracias a Dios he sido elevado al camino del conocimiento.

“Estarás feliz cuando te enteres de esto. Te honro a ti y a mi mamá, porque fue ella la que me alentó a instruirme y a adquirir más conocimiento; aunque sé que aprenderé más debido a la educación y a la buena crianza que ustedes me han dado”, escribió el joven que en ese entonces, señala en la misiva, tenía 22 años.

La carta forma parte de los 103 documentos desclasificados el pasado 20 de mayo por la Oficina del director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos. De acuerdo con dicha dependencia, los archivos se encontraron almacenados en computadoras requisadas por una unidad SEAL de la Marina estadounidense en la guarida donde fue abatido Osama Bin Laden, en Abbottabad, Paquistán, el 1 de mayo de 2011.

En la misiva, Hamzah expone sus sentimientos a su padre: “Te extraño mucho, nadie sabe en qué medida. Estoy lleno de varias emociones y sentimientos al mismo tiempo; a pesar de que mi pluma está feliz por escribirte, mi corazón está triste por esta larga separación. Mis ojos aún recuerdan la última vez que te vi, cuando estabas bajo el olivo y me diste un rosario musulmán”.

Continúa: “Nos separaron cuando yo aún no había cumplido 13 años, pero ahora he crecido, y tal vez no me reconozcas cuando me veas. Ahora llevo una vida estable y Dios me ha bendecido con una esposa piadosa, tengo un hijo que se llama Osama, como tú, y una hija que se llama como mi madre”.

Osama Bin Laden, nacido en 1957, tuvo cinco esposas. Con la primera, Najwa Ghanem, procreó 11 hijos, uno de ellos, Saad, fue asesinado por un dron estadounidense en una región tribal de Paquistán en 2009. Su segunda esposa, Khadijah Sharif, concibió tres hijos con él. Con la tercera, Khairiah Sabar, sólo tuvo a Hamzah. Siham Sabar, su cuarta esposa, dio a luz a cuatro hijos, entre ellos a Khalid, quien fue asesinado en el mismo operativo que su padre. Finalmente, con Amal Fateh, Osama tuvo cinco hijos.

Hamzah no es el único que extrañaba a su padre mientras éste se encontraba en la clandestinidad. Saad le escribió el 15 de agosto de 2008, le pidió que cuidara de su esposa e hijos, que estuviera al tanto de sus novedades, que conviniera lo mejor para ellos en cuestión matrimonial y que velara por sus necesidades; también le expresó que no los asimilara como sus nietos, sino como sus propios hijos.

“Querido padre, me considero un muyahidín y un inmigrante en el camino de Dios, así que si me matan por favor oren mucho por mí y hagan obras de caridad en mi memoria, voy a necesitar mucho empuje para alcanzar ese hogar eterno; por favor, perdóname si hay algo de mí que no te gusta, transmite mis saludos a toda nuestra familia, especialmente a mi madre”.

En esa misma fecha Saad envió una carta a su esposa: “Llenas mi corazón de amor y recuerdos hermosos, pero mis ojos se desgarran por estar lejos de ti. No voy a encontrar a otra mujer como tú, pero seguiré en el camino de la Yihad hasta que Dios me traiga de regreso y te vea cuidando a mis hijos”.

También le escribió que en caso de que fuera asesinado, ella podría regresar a casa con su familia, pero debía de cuidar bien a sus vástagos: escoger un buen marido muyahidín para sus hijas y buscar a alguien que la cuidara, ya que su hijo debería de partir al campo de batalla para continuar el ejemplo de su abuelo Osama.

“Eres la cosa más preciosa que tengo en este mundo. Pero si muero y quieres casarte después, puedes hacerlo; pero realmente quiero que seas mi esposa en el Paraíso”. Saad fue asesinado meses después.

Con una redacción más formal y directa, su hija, Khadijah, producto del cuarto matrimonio de Bin Laden, también le escribía y exponía sus deseos de verlo. Pero Osama rechazó la propuesta por cuestiones de seguridad.

“Nosotros entendemos el riesgo de verte; no obstante tengo una petición para ti: si existe una oportunidad para que podamos visitarte, no la dejes pasar; el Ramadán se acerca”, insistía Khadijah a Bin Laden.

El intercambio de información, planes logísticos y buenos deseos se daba también entre hermanos. El 26 de abril de 2011, seis días antes de que fuera asesinado junto con su padre en el complejo de Abbottabad donde se escondían, Khalid le escribió a su medio hermano Hamzah.

“Estamos al pendiente de tu salida, esperamos tu llegada porque el camino delante de nosotros es largo y hay muchas tareas difíciles por hacer”, escribió el hijo de Bin Laden que tenía mayor peso en Al-Qaeda. En la carta se deduce que Hamzah se reuniría pronto con ellos. Sin embargo, el operativo comandado desde la Casa Blanca por el presidente Barack Obama aquel 1 de mayo impidió dicha reunión.

En el mensaje de sólo dos cuartillas, Khalid le explica a Hamzah cómo moverse en Paquistán con varias identificaciones personales para no comprometer su seguridad. Al final se disculpa con su medio hermano por enviarle una carta tan breve y le manda saludos de su padre Osama.

MENSAJE AL PUEBLO ESTADOUNIDENSE

Los archivos familiares de los Bin Laden no fue lo único que encontró el gobierno de Estados Unidos en las computadoras del terrorista más buscado desde el 11 de septiembre de 2001. También fue hallado —sin fecha— un mensaje del líder de Al-Qaeda al pueblo de EU.

“Me dirijo a ustedes para tratar el tema de la guerra entre ustedes y nosotros”, empieza la misiva. “Me gustaría decirles que su guerra contra nosotros ha sido la más larga y con mayores costos financieros en su historia”.

Osama pregunta: “¿Cómo van a ganar una guerra en la que sus soldados se están suicidando? ¿Cómo van a ganar una guerra cuyo costo es como un huracán soplando con violencia sobre su economía y debilita al dólar?”

Explica que para los miembros de Al-Qaeda la Yihad contra los tiranos y los agresores es un gran culto en su religión, y es más importante que sus padres o hijos. No obstante, señala que la paz será con aquellos que siguen la orientación correcta.

“La justicia es el ejército más fuerte y la seguridad es la mejor forma de vida, pero quedó fuera de su alcance el día en que hicieron victoriosos a los judíos, ocuparon la tierra de nuestros hermanos palestinos y los mataron. El camino para lograr de nuevo la seguridad será cuando dejen de oprimirnos”, finaliza la carta de Bin Laden.

Asimismo, en un mensaje fechado el 24 de noviembre de 2010, se hace mención de las elecciones de medio termino en Estados Unidos realizadas 22 días antes, las cuales, de acuerdo con el documento, fueron seguidas con puntualidad a través de la BBC por Mahmud, el miembro de Al-Qaeda que firma la carta.

En ese contexto, se manifiesta que existen temores por un posible ataque militar en la zona montañosa de Waziristán, Paquistán, que colinda con Afganistán, debido a las intimidaciones de Estados Unidos. “Sin embargo, las presiones han disminuido desde la visita de [Barack] Obama a India [realizada ese mismo mes], pero el ataque sigue siendo posible”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS