Grecia cierra bancos e impone “corralito”

Responde a negativa de eurozona de prorrogar vencimiento de deuda. Medida durará hasta que pase referendo sobre plan de acreedores
Miembros de partidos de izquierda gritan consignas mientras queman una bandera de la Unión Europea, en una protesta en el puerto de Tesalónica. (Foto: GIANNIS PAPANIKOS. AP)
29/06/2015
03:01
Agencias
-A +A

Los bancos griegos permanecerán cerrados a partir de hoy y se impondrán controles de capital en Grecia,  un “corralito financiero”, anunció ayer  el primer ministro Alexis Tsipras en un mensaje televisado al pueblo griego.  En la madrugada de hoy, un vocero del gobierno  confirmó, tras una reunión de gabinete en la que se aprobaron las medidas,  que los bancos estarán cerrados hasta el 6 de julio y que el límite de retiro en efectivo en cajeros automáticos será de 60 euros.  Según el decreto oficial, este periodo podría acortarse o extenderse por decisión del Ministerio de Finanzas.

El decreto precisa que se podrán realizar pagos con tarjeta en el interior del país y transacciones internas a través de los servicios bancarios de las páginas web. Las medidas no se aplicarán a los turistas, quienes podrán realizar transacciones y retiros de dinero en los cajeros automáticos utilizando las tarjetas de crédito o débito emitidas en sus países de origen.

Respecto a las transacciones al extranjero, los griegos podrán realizar todas aquellas que se consideren básicas como la compra de medicinas o el pago de costos médicos. Para examinar las transacciones permitidas fuera de Grecia, se creará una comisión que dará el visto bueno a cada operación.

El decreto recoge además que el pago de las pensiones está excluido de las restricciones y matiza que los bancos anunciarán en qué oficinas se realizará el pago de las mismas.

Tsipras  había indicado que el banco central griego recomendó las medidas después de que el Banco Central Europeo (BCE) decidiera mantener   en 90 mil millones de euros  el tope a sus créditos de emergencia para la banca local.  

Medios periodísticos informaron que el fin de semana los griegos retiraron mil 300 millones de euros, tras el anuncio de Tsipras de la convocatoria del referendo, para el 5 de julio, sobre las reformas y medidas de austeridad propuestas por los acreedores.

Tsipras pidió a los griegos ser pacientes y les aseguró tras un consejo de ministros de emergencia que los depósitos en los bancos están “completamente seguros” y afirmó que salarios y pensiones están “garantizados”. Tras el anuncio de Tsipras, el líder de la oposición y ex primer ministro Antonis Samaras se sumó a los llamados a la calma  y pidió al jefe de gobierno que “cancele inmediatamente” el referendo, que calificó de “parodia”.  “Nuestra patria debe permanecer en el corazón de Europa y en el euro”, dijo Samaras.

Cientos de de opositores a las medidas de austeridad de la Unión Europea y el FMI marcharon  en los alrededores del Parlamento  con carteles  en que se leía “El dracma es mejor que el sometimiento” y “No debemos nada, no venderemos, no pagaremos”. 

“Las recientes decisiones del eurogrupo y el BCE sólo tienen un objetivo: intentar reprimir la voluntad del pueblo griego”, dijo el premier sobre la decisión de los ministros de Finanzas de la eurozona, el sábado, de rechazar el pedido de Grecia de extender el rescate hasta julio. Ayer mismo, Tsipras envió al presidente del Consejo Europeo, a los 18 jefes de gobierno de la eurozona, y a los líderes de las instituciones y el Parlamento Europeo una nueva solicitud de prórroga de corto plazo del rescate más allá del 30 de junio, cuando vence. 

“La dignidad del pueblo griego frente al chantaje y la injusticia enviará un mensaje de esperanza y orgullo a toda Europa”, aseguró Tsipras.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, dijo ayer  a la BBC que los griegos podrían votar en el referendo a favor de la propuesta de los acreedores, enviando un mensaje en esa dirección.

En tanto, el presidente estadounidense, Barack Obama, y la canciller alemana, Angela Merkel, hablaron ayer por teléfono sobre la crisis en Grecia y expresaron su preocupación por la situación en el país heleno. Consideraron de vital importancia encontrar una vía que permita a Grecia implementar reformas dentro de la eurozona y lograr un crecimiento, informó la Casa Blanca. 

En su comunicado,  el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dijo que “seguirá trabajando estrechamente con el Banco de Grecia”.

TAGS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS