Renuncia polémico jefe del ejército argentino

24/06/2015
01:54
-A +A

Buenos Aires.— El jefe del Estado Mayor del ejército argentino, el teniente general César Milani, anunció ayer su retiro del cargo por razones “estrictamente personales”, en medio de una investigación abierta por su papel durante la última dictadura militar y a pocos meses de las elecciones presidenciales.

El pedido de retiro fue aceptado por el Ministerio de Defensa de Argentina, confirmó la entidad castrense en un comunicado. “Esta cartera hace un reconocimiento a la gestión realizada por el teniente general Milani como jefe del ejército argentino, agradeciendo su compromiso y dedicación”, sostiene el escrito.

Según el mismo comunicado, la presidenta Cristina Fernández designó a Ricardo Luis Cundom, actual comandante operacional del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, como reemplazo de Milani.

Nombrado por Fernández, Milani estuvo como máximo responsable durante dos años plagados de críticas y exigencias de renuncia por parte de la oposición y de múltiples organismos de derechos humanos.

Aunque Milani no está procesado, la Justicia investiga su participación en la desaparición del soldado Alberto Ledo, en la provincia argentina de Tucumán (noroeste) en 1976. La causa está paralizada desde hace meses en la Cámara Federal de Apelaciones, donde llegó tras los recursos interpuestos por la familia de Ledo y del fiscal encargado, Carlos Brito, contra la decisión del juez tucumano Daniel Bejas de no ordenar que Milani se someta a declaración indagatoria.

Milani reconoció haber firmado el acta de deserción de Ledo pero negó conocer al soldado, quien desapareció la noche del 17 de junio de 1976 del campamento que tenía el ejército en la localidad tucumana de Monteros. A Milani también se le acusa de violaciones a los derechos humanos en la provincia de La Rioja (noroeste) y una causa por presunto enriquecimiento ilícito.

Debido a las investigaciones abiertas contra él desde su nombramiento, numerosos organismos de derechos humanos, como Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora o el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), exigieron su renuncia.

Sin embargo, su ascenso fue apoyado desde sectores afines al kirchnerismo, como la Asociación Madres de Plaza de Mayo, que, al igual que Milani, atribuyen las acusaciones a un ataque mediático. La renuncia fue aplaudida ayer por la oposición, que relacionó la retirada de Milani, a escasos meses de los comicios presidenciales, con los intereses electorales del kirchnerismo.

“Milani era insostenible. Es evidente que pasó a retiro para hacerle las cosas más fáciles al gobierno”, dijo en un comunicado el senador del bloque Proyecto Sur Fernando Pino Solanas. EFE

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS