Hispanos, el enemigo: asesino de Charleston

Hallan manifiesto racista
Una imagen de Dylann Storm Roof, con una pistola y una bandera confederada, utilizada por los estados esclavistas en la Guerra Civil de EU. La foto, junto con un manifiesto, fue localizada en un sitio en internet. (Foto: Reuters)
21/06/2015
01:35
Agencias
Charleston
-A +A

El presunto autor de la masacre perpetrada el pasado miércoles en una iglesia metodista afroestadounidense de Charleston, Dylann Storm Roof, que dejó un saldo de nueve muertos, había publicado una especie de manifiesto racista en internet en el que calificó a los hispanos de “enorme problema” para el país y expresó su odio por el “moderno patriotismo” de Estados Unidos, informaron ayer medios.

El sitio incluye imágenes donde Dylann posa con una pistola, y parado frente a un museo militar confederado y a la hacienda de una plantación. Hasta el momento se desconoce la autenticidad del sitio y sus contenidos.

Roof, un anglosajón de 21 años, fue arrestado el jueves y fue acusado por el asesinato de nueve afroamericanos en la Iglesia Metodista Africana Emanuel en el centro de Charleston en lo que, él confesó, fue un plan para desatar una “guerra racial”. Un ex compañero de Dylann, John Mullins, aseguró que éste “consumía muchas, muchas drogas... más potentes que la mariguana. Por lo que yo sé, era un devorador de píldoras, de cosas como Xanax (ansiolítico)”.

“Nos dicen que aceptemos lo que nos está ocurriendo por las injusticias de nuestros ancestros, pero todo se fundamenta en mentiras históricas, exageraciones y mitos”, escribió aparentemente Roof en el sitio de internet.

Además, alegó, aludiendo aparentemente a sus planes: “No tengo opción (...) Elijo a Charleston porque es la ciudad más histórica de mi estado y en algún momento tuvo la tasa más alta de negros frente a blancos en el país”.

El documento de cuatro páginas fue publicado en un sitio creado en febrero, llamadoThe Last Rhodesian (El Último Rhodesiano, en alusión al nombre de Zimbabue en la época colonial, que compartía con Sudáfrica el sistema de segregación racial del apartheid tras su independencia de Reino Unido en 1965).

En él, Roof ventiló prejuicios contra afroestadounidenses, judíos, hispanos, asiáticos y su desdén sobre el patriotismo estadounidense. “Odio la bandera de Estados Unidos. El moderno patriotismo de Estados Unidos es absolutamente una burla. La gente pretende que tiene algo de que sentirse orgulloso, mientras los blancos son asesinados cada día en las calles”, escribió.

De los hispanos, señaló que “obviamente son un enorme problema para los estadounidenses, pero hay hispanos buenos e hispanos malos”, al indicar que los hispanos en los comerciales de la televisión en español “son más blancos que nosotros”.

“Ellos respetan la belleza blanca, y una buena porción de hispanos son blancos... Los hispanos blancos son una élite en la mayoría de los países hispanos. Hay buena sangre blanca que vale la pena salvar en Uruguay, Argentina, Chile y aun en Brasil”, apuntó. Pero, añadió, los hispanos “son nuestros enemigos”.

Roof dijo no haber crecido en un hogar o un ambiente racista, pero que tomó “conciencia racial” por el asesinato del joven afroestadounidense Trayvon Martin, ocurrido en Florida en 2012 a manos del vigilante comunitario blanco George Zimmerman. “No he sido el mismo desde ese día. Hoy puedo decir que tengo completa conciencia racial”, precisó. El Buró Federal de Investigaciones (FBI) dijo estar revisando el manifiesto.

El sitio de internet apareció en momentos en que los dolientes llegaron a Charleston desde todo EU para expresar sus condolencias por la muerte de los nueve fieles, en una jornada en la que se realizaron los servicios fúnebres, antes de una manifestación en Columbia, capital estatal de Carolina del Sur.

En tanto, la familia de Roof manifestó sus condolencias a las familias de los muertos. “Estamos consternados y tristes”, escribió en una carta publicada en un periódico local.

La aspirante presidencial demócrata Hillary Clinton afirmó que la masacre de Charleston puso de relieve nuevamente la necesidad de ampliar los controles sobre la tenencia de armas.

En contraste, el aspirante presidencial republicano Rick Perry sugirió que las drogas, y no las armas, pudieron estar detrás de lo que llamó “atroz crimen de odio”, tras desatar polémica por haberse referido a la masacre como un “accidente”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS