Vaticano anuncia su primer juicio por pederastia

El 11 de julio abren proceso contra ex nuncio polaco por abuso de menores
16/06/2015
04:40
EFE y DPA
Roma
-A +A

Roma.— El ex nuncio papal en la República Dominicana Josef Wesolowski se enfrentará a un juicio penal en el Vaticano por acusaciones de abuso sexual de menores, dijo ayer la Santa Sede.

El proceso se iniciará el 11 de julio y será la primera vez que un alto representante de la Iglesia católica sea juzgado por delitos sexuales. Al ex arzobispo polaco se le acusa, entre otros, de abuso sexual de menores y de estar en posesión de pornografía infantil. Podría ser condenado a entre 8 y 10 años de prisión.

Wesolowski, de 66 años, fue entre 2008 y 2013 nuncio del Papa en la República Dominicana, donde habría abusado sexualmente de menores. Francisco lo relevó de ese puesto tras darse a conocer las acusaciones, en agosto de 2013. En septiembre de 2014 fue detenido y puesto bajo arresto domiciliario. Meses antes, la Congregación para la Doctrina de la Fe le había apartado del sacerdocio.

Según el Vaticano, las “graves acusaciones” contra Wesolowski se estudiarán al detalle, contando con la ayuda de expertos en tecnologías y, “si es necesario”, con evidencias aportadas por las autoridades judiciales dominicanas. La Iglesia católica se vio sacudida en los últimos años por los escándalos de abusos sexuales infantiles cometidos durante décadas por religiosos y sacerdotes. Wesolowski será la primera persona juzgada bajo las nuevas leyes antipederastia introducidas por el papa Francisco en el código penal Vaticano a mediados de 2013.

El vocero vaticano, Federico Lombardi, precisó que no se debe esperar mucho de esta primera audiencia y que el proceso será largo, antes de precisar que desde mediados de agosto hasta el 20 de septiembre habrá una pausa veraniega. Recordó que en todo el período de investigación el ex nuncio ha estado bajo arresto domiciliario en la ciudad del Vaticano.

La audiencia en principio podrá ser pública, adelantó Lombardi, pero vistos los argumentos que se tratarán, indicó que el presidente del tribunal podría decidir que el resto de las audiencias se celebren a puerta cerrada.

En tanto, el Papa aceptó la dimisión del arzobispo de Minneapolis-Saint Paul, monseñor John Clayton Nienstedt, y de su adjunto, monseñor Lee Anthony Piche. La renuncia llega 10 días después de que un fiscal estadounidense formulara una acusación contra la arquidiócesis por encubrir a una sacerdote pederasta que actuó en la zona entre 1997 y 2015.

En un comunicado, Nienstedt negó haber cometido errores. “Me voy con la conciencia limpia y sabiendo que pusimos en marcha protocolos para asegurar la protección de los menores y adultos vulnerables”, afirmó.

Francisco y su predecesor, Benedicto XVI, se comprometieron a tener una política de “tolerancia cero” respecto a los casos de pederastia. La semana pasada, el Vaticano anunció el establecimiento de un tribunal eclesiástico especial para los casos de los obispos que encubren casos de pederastia.

La asociación de víctimas de abusos SNAP se mostró ayer escéptica. “Sospechamos que los asesores de relaciones públicas de Francisco intentan pulir su imagen antes de su viaje a EU (en septiembre)”, afirmó la asociación en un comunicado.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS