Se encuentra usted aquí

DACA: una historia de éxito

15/06/2015
03:00
Juan Carlos Lara Armienta
-A +A

Hoy, la comunidad mexicana en Estados Unidos celebra el tercer aniversario del anuncio del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés). El DACA evita la deportación de jóvenes indocumentados por un periodo de dos años y les ofrece la oportunidad de seguir adelante con sus estudios, obtener un permiso de trabajo y una licencia de conducir, siempre y cuando cumplan con requisitos específicos. Esta ocasión es también motivo de celebración para el gobierno de México y sus consulados en Estados Unidos.

Desde el primer momento en que se tuvo conocimiento del DACA se desplegó una estrategia integral de atención a las comunidades mexicanas en ese país, con la finalidad de lograr que el mayor número de mexicanos obtuvieran los beneficios del programa. Al día de hoy, los consulados de México han organizado más de 7 mil talleres informativos a lo largo del territorio estadounidense, fortalecieron alianzas con organizaciones locales y ofrecieron apoyo a jóvenes mexicanos indocumentados.

Con orgullo podemos decir que estos esfuerzos han dado fruto: de los más de 570 mil mexicanos que se han acogido a los beneficios, casi 500 mil recibieron apoyo de sus consulados. Gracias a esto hoy cuentan con mayor certidumbre migratoria, con la oportunidad de mejorar las condiciones de vida de sus familias y con la posibilidad de aportar más al país en el que residen.

El DACA es un vehículo central para reducir la brecha de derechos entre ciudadanos e inmigrantes. Sus beneficios son evidentes: una encuesta nacional de jóvenes DACA muestra que 70% de ellos ha conseguido un trabajo después de recibir la Acción Diferida y 46% se ha vuelto económicamente independiente. El Presidente Enrique Peña Nieto ha instruido atender a nuestra comunidad desde una perspectiva integral, mediante una renovada diplomacia consular.

Las acciones que se han llevado a cabo desde la Cancillería para apoyar a nuestra población en el marco del DACA forman parte de este parteaguas en el trabajo consular.

Un ejemplo es el lanzamiento de la aplicación para dispositivos móviles MiConsulmex, mediante la cual este gobierno llega a un público cada vez más amplio y más joven. En MiConsulmex la comunidad mexicana puede obtener información sobre distintos temas de interés y actualidad migratoria, incluyendo el DACA. Desde su creación en 2013 cuenta con más de 140 mil descargas. También se han ampliado los servicios del Centro de Información y Asistencia a Mexicanos (CIAM), un centro de llamadas en Estados Unidos que responde más de 300 consultas telefónicas al día de manera gratuita sobre temas de interés para la comunidad mexicana y que a la fecha ha atendido 120 mil llamadas.

Un componente más de esta estrategia han sido los esfuerzos para orientar a la población mexicana sobre las medidas migratorias adicionales que anunció el Presidente (de Estados Unidos, Barack) Obama en noviembre de 2014.

En tan sólo seis meses, nuestras capacidades de documentación consular han crecido en más de 50% por medio de la ampliación de horarios de trabajo y contratación de mayor personal. Además, a la luz del proceso legal que ha impedido la entrada en vigor de estas medidas, el trabajo de protección de los consulados mexicanos se ha mantenido y enfocado en informar a la población para evitar que sean víctimas de fraude migratorio y dar un nuevo impulso al DACA. El objetivo es lograr que todos los jóvenes mexicanos que sean elegibles puedan beneficiarse de este programa.

Pero no nos quedaremos ahí. Seguiremos trabajando arduamente en los principales objetivos de nuestro trabajo consular: la promoción de los intereses y derechos de nuestras comunidades, el empoderamiento de los mexicanos donde quiera que se encuentren y el cierre de la brecha de derechos entre migrantes y ciudadanos.

El gobierno de México continuará impulsando que todos los actores en Estados Unidos reconozcan las contribuciones que hacen los mexicanos a la economía y sociedad de ese país y promoviendo la adopción de políticas públicas que lo reflejen. La única forma en que Estados Unidos y México podrán avanzar hacia un futuro más próspero es de manera conjunta, ampliando el reconocimiento del valor de nuestras comunidades y lo que éstas aportan a cada país.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS