Guatemaltecos exigen renuncia del presidente

Comisión que decidirá si le quita inmunidad a Otto Pérez afirma haber recibido amenazas
En algunas pancartas se leían consignas contra el mandatario como “Renuncia Ya” o “Y aquí seguimos luchando por nuestro enjambre de sueños”. REUTERS/Jorge Dan Lopez
14/06/2015
00:53
Agencias
Guatemala
-A +A

El “¡Basta ya!” contra la corrupción nuevamente se hizo escuchar ayer cuando miles de manifestantes protestaron frente al Palacio Nacional en Ciudad de Guatemala para exigir la renuncia del presidente Otto Pérez Molina.

En algunas pancartas se leía “Renuncia Ya” o “Y aquí seguimos luchando por nuestro enjambre de sueños”. Unas 10 mil personas entre particulares, estudiantes, empresarios, amas de casa y familias acudieron a la protesta, la octava desde que salieron a la luz dos escándalos de corrupción que provocaron el hastío de la población guatemalteca.

Uno de los manifestantes es Juan Alberto Escobar, de 71 años, jubilado del Seguro Social. “Estoy aquí pues es una forma de apoyar al pueblo de Guatemala por lo incorrecto que hacen los políticos. Ya basta de tanto robo, tanta corrupción; no vamos a parar”, dijo.

La fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala pusieron al descubierto el 16 de abril una red de funcionarios y particulares que recibían sobornos de empresarios para evadir impuestos. Dicha red de defraudación al fisco a través de la aduanas supuestamente era liderada por Juan Carlos Monzón Rojas, ex secretario privado de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti. El hastío subió de nivel luego de que, semanas después, las autoridades revelaron un fraude en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social,

El viernes fue designada una Comisión Pesquisidora que decidirá si le quita la inmunidad a Pérez Molina por su supuesta vinculación a los casos de corrupción y ayer, los cinco diputados que la integran anunciaron que seguirán con su trabajo pese a estar “preocupados” por amenazas recientes. El diputado que preside la comisión, Baudilio Hichos, afirmó que algunos de los legisladores han recibido “llamadas intimidatorias”, hecho que dijo sería denunciado ante la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH).

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS