Ataque de FARC deja 3 policías muertos y una ciudad sin luz

La policía informó que tres agentes fallecieron por un ataque de las FARC en el municipio de Timbío; además, el gobierno culpó a la guerrilla de un atentado contra torres eléctricas que dejó sin luz al departamento de Caquetá
Foto: Reuters/Archivo
11/06/2015
21:58
Bogotá
-A +A

El presidente colombiano Juan Manuel Santos responsabilizó el jueves a las FARC del atentado con explosivos contra torres eléctricas que dejó sin luz a casi todo el sureño departamento de Caquetá.

Los de las FARC "son actos irracionales, como los actos terroristas que está cometiendo volando las torres para dejar a poblaciones enteras sin luz, como sucedió esta mañana en Caquetá", indicó el jefe de Estado desde Bruselas, donde participa de la reunión de dignatarios de la Celac y la Unión Europea.

Santos condenó este tipo de actos y dijo "que no tienen ningún tipo de explicación racional y el mundo entero también condena este tipo de comportamientos (con los) que la guerrilla lo que hace es generar rechazo de las comunidades afectadas, rechazo del país y rechazo de la comunidad internacional".

Quince de los 16 municipios del mencionado departamento resultaron afectados por la voladura de las torres la noche del miércoles, explicó en entrevista telefónica con The Associated Press Gerardo Cadena, gerente de la Electrificadora de Caquetá.

"No sabemos qué tan fácil o qué tan difícil serán los arreglos" tras el ataque a las torres 97 y 98, observó el funcionario, al tiempo que advirtió que las autoridades militares están tratando de asegurar la zona para que los operarios puedan ingresar a reparar los daños.

De acuerdo con Cadena, unos 80 mil usuarios están afectados por el apagón, es decir, unas 320 mil personas sin servicio de luz.

Florencia, la capital de Caquetá, figura entre las localidades que están a oscuras.

"Fuerzas Armadas realizan todos los esfuerzos para reestablecer el fluido eléctrico lo más pronto posible en el sur del país", indicó el Ministerio de Defensa a través de Twitter.

El de Caquetá es el último de una serie de recientes atentados contra la infraestructura de Colombia.

En los últimos días las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dejaron a oscuras a los dos principales puertos colombianos sobre el Pacífico, Buenaventura y Tumaco, tras la voladura de torres eléctricas. Más de medio millón de personas se vieron afectadas durante varios días por los apagones.

El lunes las FARC derramaron unos 147 mil galones de petróleo en una carretera cercana al municipio de Puerto Asís, en el departamento de Putumayo y a 515 kilómetros al suroeste de Bogotá.

En tanto, la policía informó que tres de sus integrantes fueron muertos por las FARC en el municipio de Timbío, en el departamento de Cauca y a unos 315 kilómetros al suroeste de la capital colombiana.

El ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón dijo a periodistas que al ver las recientes acciones de la guerrilla "a uno aquí le queda la impresión de que los señores de las FARC tienen mentalidad de burro" .

La escalada guerrillera se inició el 22 de mayo cuando las FARC dieron por terminado el cese unilateral e indefinido al fuego que habían iniciado en diciembre.

El cese al fuego se rompió luego de que el 21 de mayo la fuerza pública bombardeó un campamento rebelde y dio muerte a 27 guerrilleros, en aparente respuesta a la muerte de 10 militares en el suroeste del país el 15 de abril.

Desde fines de 2012, el gobierno de Santos y las FARC adelantan en Cuba un proceso de paz para tratar de poner fin a más de 50 años de conflicto armado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS