Miles exigen en Venezuela liberar a "presos políticos"

Participan en acto en solidaridad con Leopoldo López y otros opositores. Protestan contra el gobierno de Nicolás Maduro por la crisis económica
Venezolanos marchan contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro. La protesta fue convocada desde la cárcel por el líder opositor Leopoldo López (Foto: MIGUEL GUTIÉRREZ/EFE)
31/05/2015
01:09
-A +A

Caracas.— Miles de opositores salieron ayer a las calles de Caracas y otras siete ciudades para reclamar la liberación de los presos políticos y protestar contra el gobierno por la crisis económica profunda que agobia a los venezolanos con una inflación galopante y escasez de alimentos y otros productos básicos.

Luego de varios meses sin protestas, una de las principales vías del municipio capitalino de Chacao, en el este de la ciudad, se vio repleta de miles de opositores que atendieron una convocatoria que hizo desde la cárcel el líder opositor Leopoldo López y que fue respaldada por su partido Voluntad Popular y otras organizaciones opositoras, para exigir a las autoridades la liberación de varias decenas de presos políticos y la definición de una fecha para los comicios legislativos. De acuerdo con los organizadores, en total participaron unas 5 mil personas en los distintos actos en Caracas.

Al grito de “y va caer y va caer, este gobierno va caer”, los manifestantes, vestidos con camisetas blancas y portando banderas venezolanas y flores blancas, aprovecharon la concentración para protestar contra el gobierno del socialista Nicolás Maduro. Algunos dirigentes opositores se raparon el cabello en solidaridad con el ex alcalde encarcelado Daniel Ceballos, quien fue rapado al ser trasladado a otra cárcel el pasado fin de semana, según su esposa.

“Venezolano, la transición ya comenzó... la transición hacia la democracia”, dijo la ex congresista María Corina Machado durante un discurso en la concentración, en el que aseguró que la oposición seguirá con la “presión en las calles” para impulsar los cambios democráticos en el país y lograr la liberación de los presos políticos.

Lilian Tintori, esposa de López, llamó a “un ayuno nacional de un día, por solidaridad, por amor a nuestra patria, a nuestro país”. Añadió que el líder opositor no levantará la huelga de hambre que inició hace una semana hasta que no se cumplan sus exigencias de liberar a los “presos políticos”, se fije una fecha para las elecciones parlamentarias con observación internacional, y el cese de “la represión” y la “censura”.

Muchos más participaron en la protesta debido a la situación que atraviesa el país. “No tenemos comida, no tenemos seguridad, no tenemos hospitales, no tenemos luz. Hay muchas cosas que nos impulsan a luchar en las calles por una mejor Venezuela”, dijo Milagros Risques, una comerciante de 47 años, mientras levantaba con su mano un cartel en el que se pedía la liberación de López y de Ceballos.

En otras siete ciudades del interior también hubo manifestaciones en apoyo a los presos políticos y contra el gobierno de Maduro.

Por su parte, el líder opositor y gobernador del estado central de Miranda, Henrique Capriles, se sumó a la protesta desde la localidad central de San Juan de los Morros, donde está la cárcel en la que está recluido el ex alcalde Ceballos. “El pueblo tiene la llave para conseguir la libertad de los presos políticos. Si nos unimos y activamos esa fuerza indetenible que tenemos a través del voto, ganaremos la Asamblea Nacional e iniciaremos el cambio, y con él vendrá la amnistía para todos nuestros compañeros que están privados de libertad por razones políticas”, dijo Capriles a la prensa.

La convocatoria de la protesta generó posiciones encontradas entre la oposición, en especial la coalición de la Mesa de la Unidad Democrática, que decidió no apoyar la manifestación.

En Washington, un centenar de personas se sumaron a las protestas en solidaridad con la oposición venezolana y pidieron al presidente Barack Obama ejercer mayor presión para resolver una crisis que, dijeron, amenaza ya su subsistencia. “Obama y este país tienen que ver más hacia el sur, ver lo que está pasando en Venezuela porque no tenemos mucho tiempo antes de que la situación empeore más”, urgió Ana Astrid Molina. Otra marcha menor tuvo lugar en Miami.

Maduro desestimó la protesta, diciendo que hay “dos Venezuelas, una minoritaria de violencia, golpista, de ultraderecha y una Venezuela mayoritaria que ama la patria”. Agencias

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS