Se encuentra usted aquí

RU admite plan para separarse de la UE

Británicos decidirán antes de que termine 2017 si abandonan el bloque
En su tradicional discurso inaugural de la legislatura en el Parlamento de Westminster en Londres, la reina Isabel, en su calidad de jefa de Estado, leyó las iniciativas de ley que fueron preparadas por el Consejo de Ministros, para ser analizadas y aprobadas durante el presente año legislativo
En su tradicional discurso inaugural de la legislatura en el Parlamento de Westminster en Londres, la reina Isabel, en su calidad de jefa de Estado, leyó las iniciativas de ley que fueron preparadas por el Consejo de Ministros, para ser analizadas y aprob
28/05/2015
04:00
Londres
Agencias
-A +A

La reina Isabel de Inglaterra dijo ayer que el país presentará un proyecto de ley que despeja el camino para un referéndum sobre la pertenencia del Reino Unido a la Unión Europea, en un discurso en el que expuso el programa de gobierno del primer ministro David Cameron para el próximo año.

“Se introducirá pronto una ley que prepare un referéndum sobre la pertenencia a la Unión Europea antes de que termine 2017”, dijo la reina en el Parlamento. “Mi gobierno renegociará la relación del Reino Unido con la Unión Europea e impulsará reformas en el bloque para beneficio de todos los países miembros”, añadió.

Se espera que el Ejecutivo dé a conocer hoy más detalles sobre el referéndum, incluyendo la pregunta que se formulará a los ciudadanos. Según la BBC, la respuesta “sí” indicará el deseo de permanecer en la UE y “no” el de abandonar la comunidad europea, lo que se considera una ventaja sicológica para los que defienden la permanencia. La pregunta podría ser algo así como: “¿Debería Reino Unido seguir formando parte de la UE?”.

El proyecto podría ser presentado hoy mismo en la Cámara de los Comunes. Según lo adelantado, la iniciativa legislativa excluirá de la votación a los ciudadanos de la mayoría de los países de la Unión Europea, aunque sean residentes en territorio británico, como ocurre en las elecciones generales.

Los que sí podrán votar entre un total de unos 45.3 millones de censados, conforme a las estimaciones, serán los ciudadanos irlandeses y de la Mancomunidad británica de naciones (Commonwealth) residentes en el Reino Unido, así como los británicos que llevan menos de 15 años viviendo en el extranjero.

El premier había prometido la consulta a comienzos de 2013, respondiendo a las demandas del ala eurocrítica de su Partido Conservador.

Mientras tanto, también los laboristas de la oposición anunciaron que apoyarán la ley para el referéndum.

Cameron ya comenzó a trabajar por los cambios en su relación con la UE durante un encuentro con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el pasado lunes. “Es una oportunidad que tiene el primer ministro para poner de manifiesto por qué está haciendo esto y para expresar la opinión del Reino Unido sobre la UE y las razones de la renegociación”, dijo una fuente oficial entonces.

Hoy el premier emprende una breve gira por Europa para tratar con los líderes de Holanda, Francia, Polonia y Alemania su propuesta.

Cameron viajará primero a La Haya para entrevistarse a mediodía con el jefe del gobierno holandés, Mark Rutte, y posteriormente se desplazará a Francia para cenar con el presidente de ese país, François Hollande, según confirmó ayer una portavoz de su residencia en Downing Street. Mañana, el líder conservador, quien ganó por mayoría las elecciones británicas del 7 de mayo, conversará en Polonia con el primer ministro Ewa Kopacz y más tarde, en Alemania, con la canciller Angela Merkel.

Cameron ha cancelado a última hora su visita a Dinamarca, después de que la primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt, convocara ayer elecciones anticipadas para el 18 de junio.

En su tradicional discurso inaugural de la legislatura en el Parlamento de Westminster en Londres, la reina Isabel, en su calidad de jefa de Estado, leyó las iniciativas de ley que fueron preparadas por el Consejo de Ministros, para ser analizadas y aprobadas durante el presente año legislativo.

Algunas de las leyes que fueron una promesa de campaña de los tories son en materia de bienestar social, incentivos fiscales, así como una mayor devolución de poderes a Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Este proyecto es seguido con mucho interés tras los buenos resultados del Partido Nacionalista Escocés (SNP), que consiguió en las elecciones 56 de los 59 escaños en juego.

La monarca llegó al palacio legislativo en un carruaje, en un breve recorrido del Palacio de Buckingham al Parlamento de Westminster.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS