Proponen repartir inmigrantes entre países de la Unión Europea

Londres dice "no" a plan de la CE para distribuir a 40 mil personas en 2 años
Un migrante salta de un camión en Calais tras ser descubierto por la policía francesa, en un intento fallido por cruzar el Canal de la Mancha, ayer (MICHEL SPINGLER / AP)
28/05/2015
01:53
-A +A

Bruselas.— El plan de la Unión Europea (UE) para distribuir a 40 mil inmigrantes, refugiados en Italia y Grecia, entre el resto de los Estados miembros se topó ayer con la resistencia de varios gobiernos, después de que Reino Unido dijera que no participaría y de que algunos países del este pidieran un programa voluntario.

Bajo el plan impulsado por la Comisión Europea, el bloque aceptaría también a 20 mil refugiados de fuera de la UE y los distribuiría entre los 28 países miembros. “Debemos compartir la responsabilidad. La solidaridad debe ponerse en práctica”, afirmó el comisario del Interior de la UE, Dimitris Avramopoulos. Los mayores grupos irían a Alemania (22%, o alrededor de 8 mil 763), Francia (17%, o 6 mil 752), España (4 mil 288) y Polonia (2 mil 659).

La iniciativa está concebida para atender a las peticiones de ayuda por parte de Italia y Grecia y reducir la presión ejercida por los inmigrantes —en su mayoría africanos, sirios y libios— que llegan a sus costas, que son la puerta de entrada al continente. El año pasado, más de 60 mil buscaron refugio en la UE. Miles más han muerto tratando de cruzar el Mediterráneo en su intento de entrar en Europa.

Alemania está de acuerdo con la propuesta, bajo la cual los distintos países recibirían un número de inmigrantes en función de su población, economía y tasa de desempleo, pero varios gobiernos de la UE dejaron clara su oposición o sus reservas a las propuestas que implican la distribución, en los próximos dos años, de 24 mil refugiados de Italia y 16 mil de Grecia, por lo que el plan podría no recibir suficiente apoyo para ser aprobado.

El nuevo gobierno conservador de Reino Unido, recientemente elegido y decidido a reducir la inmigración, se ha negado a participar en el plan, según los derechos especiales que disfruta su país y que le permiten abstenerse de formar parte de las propuestas migratorias de la UE.

También hay oposición en varios Estados de Europa del Este, incluyendo la República Checa, Lituania y Hungría, cuyo premier Viktor Orban, comentó que la iniciativa “bordea la locura”.

Los migrantes ilegales serán devueltos a sus países de origen y se facilitará la migración legal a través del permiso de trabajo “Blue Card”. “No es una propuesta para reubicar a migrantes irregulares en la UE”, advirtió el comisario Avramopoulos. “Sólo proponemos (...) una distribución justa de un número concreto y fijo de migrantes”.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, saludó la propuesta de Bruselas durante una visita a la capital belga. “Animo a los países miembros de la UE a mostrar compasión”, afirmó. Reuters y DPA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS