Se encuentra usted aquí

“Lo que está mal es el sistema”

Miles de cubanos han emigrado a Ecuador por la agudizada crisis económica y, en un flujo incesante, deambulan por tierras centroamericanas en un agotador y arriesgado intento por arribar a México y pasar a Estados Unidos
Es cierto que el gobierno nos da salud y educación gratis, pero hay que soportarle todo. Es como que yo le dé un plato de comida a un perro y ese perro tenga que soportarme que yo le entre a patadas o dormir a la intemperie y aguantarme todo lo que yo le haga
Es cierto que el gobierno nos da salud y educación gratis, pero hay que soportarle todo. Es como que yo le dé un plato de comida a un perro y ese perro tenga que soportarme que yo le entre a patadas o dormir a la intemperie y aguantarme todo lo que yo le
26/05/2015
03:00
Paso Canoas, en la frontera entre Costa Rica y Panamá
José Melendez / Enviado
-A +A

Reunidos en cafeterías de Paso Canoas, mientras completan los formularios migratorios, los cubanos se muestran reacios a conversar con desconocidos o a aceptar ser fotografiados y se mueven con sigilo.

“Espero no meterme en problemas, porque en Cuba es prohibido decir muchas cosas”, dice Diosnel Ricardo Batista, de 31 años, del oriente de Cuba y el único de las más de 200 cubanos que se movilizan en este puesto fronterizo que acepta conceder una entrevista… pero breve.

¿Por qué emigró de Cuba?

—La situación económica en Cuba no es fácil. No es posible que un ser humano pueda vivir con 10 dólares al mes, sueldo básico de cualquier trabajador allá. Eso el gobierno cubano no lo ve. Es cierto que nos da salud y educación gratis, pero hay que soportarle todo. Es como que yo le dé un plato de comida a un perro y ese perro tenga que soportarme que yo le entre a patadas o dormir a la intemperie y aguantarme todo lo que yo le haga.

¿Cuántos parientes cercanos se quedaron en la isla?

—Mi mujer, de 42 años, nuestro hijo, de 2, y mi padre.

¿Cómo ha sido el viaje desde Ecuador?

—Hay que ser valiente. Uno a veces va arriesgándose solo, poniéndole el pecho a esto. Viajamos desde Quito de buseta en buseta (tipo microbús), pero el paso en lancha (de Colombia a Panamá) es duro, de noche. Luego nos dirigimos hacia aquí y sabíamos que teníamos que hospedarnos en un hotel de este lugar y que ya es conocido. Allá en Cuba se sabe la ruta, porque han sido tantos cubanos que salen y hacen trillo. Del hotel uno viene a Migración, a hacer la solicitud de un permiso para pasar por Costa Rica.

El grupo que le acompaña está formado por gente joven. ¿Por qué?

—De Cuba se está yendo mucho profesional calificado, nacido después del triunfo de la revolución en 1959. El que ha estudiado, el que se conecta a internet y sigue las noticias se da cuenta de que el mundo civilizado, con sus problemas, porque todos los tenemos, es mucho mejor que donde hemos vivido. Poco a poco se van a seguir yendo de Cuba. No es por el personal: es el sistema el que no funciona.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS