Vaticano reconoce oficialmente al Estado palestino

OLP llama a países a seguir ejemplo de Santa Sede
Refugiados despliegan una bandera palestina gigante durante una protesta en la ciudad cisjordana de Ramalá (ATEF SAFADI / EFE)
14/05/2015
05:37
-A +A

Roma / Jerusalén.— El Vaticano reconoció a Palestina como Estado, en un acuerdo logrado ayer en Roma por negociadores de las dos partes, informó la Santa Sede, una iniciativa que la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) agradeció y que generó de inmediato críticas por parte de Israel.

Las actuales relaciones entre la Santa Sede y los palestinos están regidas por un acuerdo firmado en el 2000 por la OLP y el Vaticano, pero este nuevo tratado será el primero firmado con el Estado de Palestina, lo que se traduce en un reconocimiento formal. Será rubricado oficialmente por las autoridades respectivas “en el futuro próximo”, indicó un comunicado conjunto difundido por el Vaticano.

Funcionarios de la Santa Sede destacaron que aunque el tratado es significativo, en realidad no constituye el primer reconocimiento del Estado de Palestina por parte del Vaticano. “Hemos reconocido al Estado palestino cada vez que recibió reconocimiento de Naciones Unidas y ya está catalogado como Estado de Palestina en nuestro anuario oficial”, aclaró el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.

El ministro del Exterior del Vaticano, monseñor Antoine Camilleri, dijo en una entrevista con el diario L’Osservatore Romano que el nuevo tratado formalizará el reconocimiento.

“La referencia al Estado de Palestina y lo que dice en el acuerdo está (...) en continuidad con la que fue la posición de la Santa Sede” en 2012, cuando saludó una votación de la Asamblea General de Naciones Unidas a favor de elevar el estatus de Palestina a Estado observador de Naciones Unidas.

El presidente palestino, Mahmud Abbas, se reunirá este sábado con el papa Francisco en el Vaticano, donde asistirá además a la ceremonia de santificación de dos monjas que vivieron en el siglo XIX en Palestina, que en ese entonces formaba parte del Imperio Otomano, Mariam Bawardy y Marie Alphonsine Ghattas. Serán las primeras santas de habla árabe.

El papa Francisco se reunió por última vez con Abbas en junio pasado, cuando, tras su visita a Tierra Santa, invitó al líder palestino y al presidente saliente israelí, Shimon Peres, a sumarse a él en una plegaria por la paz en Medio Oriente. Durante esa visita ya hizo referencias al “Estado de Palestina”.

“En nombre del liderazgo y pueblo palestino, damos la bienvenida al reconocimiento del Vaticano al Estado de Palestina como una genuina contribución a la paz y la justicia”, dijo ayer mismo Hanan Ashrawi, miembro del Comité Ejecutivo de la OLP, en un comunicado.

“El significado de este reconocimiento va más allá de lo político y lo legal... y envía un mensaje a todas las personas con conciencia de que el pueblo palestino merece el derecho a la autodeterminación, reconocimiento formal, libertad y un Estado... Es nuestra esperanza que los países que aún no han reconocido a Palestina lo hagan en un futuro inmediato”, añadió.

En contraste, el portavoz del Ministerio del Exterior israelí, Emmanuel Nahshon, reaccionó “desilusionado” por la decisión del Vaticano que, dijo, no contribuirá a que los palestinos vuelvan a la mesa de negociaciones. Hasta ahora, 135 países han reconocido a Palestina como Estado soberano. Otros, como Estados Unidos, consideran que sólo puede ser reconocida como país tras un acuerdo de paz con Israel.

Si bien no se hicieron públicos los contenidos del nuevo acuerdo con el Vaticano, Camilleri dijo que reafirma los principios de libertad de religión en los territorios palestinos y regula temas impositivos, de propiedad y jurisdicción relacionados con la Iglesia católica.

Camilleri indicó que el acuerdo también incluye un llamado a un pacto de paz palestino-israelí basado en la solución de los dos Estados viviendo “en paz y seguridad”.

El papa Francisco ha demostrado no temer a los asuntos diplomáticos espinosos. El mes pasado, describió a los armenios como víctimas “del primer genocidio del siglo XX”, lo que provocó malestar en el gobierno turco. DPA y Reuters

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS