Se encuentra usted aquí

Cuba, lista para tener embajador en EU

Castro dice que será luego que la isla salga de listado "terrorista"
El mandatario cubano, Raúl Castro, habla con los medios tras despedir al presidente francés, François Hollande, en el aeropuerto José Martí (ENRIQUE DE LA OSA / REUTERS)
13/05/2015
04:44
-A +A

La Habana.— El presidente cubano, Raúl Castro, dijo que Cuba y Estados Unidos podrían nombrar embajadores una vez que la isla deje de formar parte de la “lista negra” estadounidense de Estados patrocinadores del terrorismo. “Ya se levantará ese tipo de injusta acusación y podremos nombrar los embajadores”, dijo Castro en un breve intercambio con periodistas tras despedir en el aeropuerto de La Habana a su colega francés, François Hollande. Washington declinó confirmar lo dicho por Castro.

El presidente estadounidense Barack Obama anunció en abril su decisión de quitar a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo —en la que se encuentra desde 1982—, eliminando así un obstáculo para el proceso de normalización de las relaciones entre ambos países anunciado en diciembre.

Tras la decisión de Obama se debían esperar 45 días, durante los cuales el Congreso puede bloquear la medida. Ese plazo vence el 29 de mayo.

Al referirse a esa situación, Castro dijo que “ahora la Cancillería está discutiendo las trámites (sobre) cómo van a ser las cuestiones”, añadió.

“Va bien la cosa”

También se expresó de forma positiva sobre las actuales negociaciones con EU. “Va bien la cosa, desde luego, a nuestro ritmo”, dijo Castro. “Muchos se preguntan y critican que vamos muy lentos. ¿Y para qué tenemos que ir corriendo, para cometer errores?”, redundó.

“Normalizar las relaciones ya es otro tema”, agregó. “Tiene que eliminarse el bloqueo (embargo) completo y la base de Guantánamo debe ser devuelta”, dijo Castro en alusión al territorio que ocupa Washington desde 1903, de unos 116 kilómetros cuadrados, en la Base Naval de Guantánamo, que Estados Unidos ha mantenido como una prisión militar.

Pero en Washington, Jeff Rathke, portavoz del Departamento de Estado, dijo en rueda de prensa que “no tenemos un tiempo fijado para eso (el nombramiento de embajadores), todavía estamos en negociaciones... con las autoridades cubanas para el restablecimiento de relaciones”.

Castro también indicó que su mayor preocupación en el proceso para relanzar las relaciones con EU es que diplomáticos de Washington en La Habana sigan llevando a cabo actividades “ilegales” como fomentar y ayudar a la disidencia.

Castro aseguró que le trasladó la preocupación a Obama cuando se reunieron en el marco de la Cumbre de las Américas, en abril, un encuentro histórico luego de casi 60 años de hostilidades entre los viejos enemigos de la Guerra Fría que cortaron sus lazos diplomáticos en 1961.

Para avanzar en el proceso de acercamiento aún deben resolver algunas diferencias, incluida una solicitud de EU para que sus diplomáticos puedan circular libremente por la isla.

“Lo que le manifesté a ellos (Estados Unidos), al presidente (Obama) concretamente que lo que más me preocupa es que continúen haciendo cosas ilegales (...) por ejemplo, graduando periodistas independientes”, dijo Castro. “Les dan (a disidentes) no sé cuántas clases, en pantalla, teleconferencias de los propios Estados Unidos. No sé si les dan título y por supuesto la correspondiente mesada (dinero)”, señaló a periodistas.

Tras su encuentro con Hollande, Castro se mostró confiado en que la Unión Europea (UE) derogará pronto la llamada “posición común” hacia la isla, que condiciona las relaciones bilaterales a la situación de los derechos humanos en la isla. “Eso se va a resolver... La ‘posición común’ de la UE no debió de existir nunca”, dijo el líder cubano. En Francia, el gobierno calificó de “éxito” la visita del líder galo. “Francia ha asumido su papel en la relación entre Cuba, que está evolucionando, y la Unión Europea”, dijo el primer ministro francés, Manuel Valls. Agencias

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS