EU llama a Centroamérica a encarar crisis migratoria

El subsecretario de Estado de EU, Antony Blinken, instó hoy a los gobiernos centroamericanos a 'asumir su responsabilidad' y 'tomar decisiones difíciles', a fin de lograr, en un trabajo conjunto, hacer frente al problema en la región
Decenas de miles de migrantes cruzan cada año México en su intento de llegar a Estados Unidos, en su gran mayoría procedentes de países centroamericanos
30/04/2015
13:28
México
AP
-A +A

El subsecretario de Estado estadounidense, Tony Blinken, dijo el jueves que la contención del fenómeno migratorio depende también de que los líderes y ciudadanos de Centroamérica tomen "decisiones difíciles".

Al cierre de una visita de trabajo de dos días por México, el funcionario estadounidense elogió a las autoridades mexicas por sus intentos de controlar el flujo de migrantes a través de su frontera sur y aseguró que han visto progresos reales.

México puso en marcha en 2014 un plan para su frontera sur que ha incluido más puestos de revisión carreteros y ha impedido que migrantes, en su mayoría procedentes de Centroamérica, aborden trenes de carga como solían hacerlo para llegar hasta los límites con Estados Unidos. El gobierno mexicano ha dicho que busca proteger a los extranjeros, pero activistas sostienen que el programa se ha traducido en más abusos.

Blinken recordó que el presidente Barack Obama propuso mil millones de dólares de gasto adicionales para Centroamérica.

Sin embargo, consideró que los líderes centroamericanos deben avanzar en lograr un "mejor gobierno, en transparencia, en enfrentar la corrupción, en enfrentar la violencia y en crear más oportunidades económicas".

De no hacerlo, añadió, será difícil que se atienda verdaderamente el fenómeno migratorio.

Consideró que enfrentar las causas "tiene que empezar con los centroamericanos y sus líderes tomando decisiones difíciles y asumiendo responsabilidades" .

Decenas de miles de migrantes cruzan cada año México en su intento de llegar a Estados Unidos, en su gran mayoría procedentes de países centroamericanos. En 2014, las autoridades estadounidenses reportaron un incremento en el flujo y se atribuyó a que huían de la violencia y pobreza en países como Guatemala, Honduras y El Salvador.

Sin embargo, en los últimos meses las autoridades han informado un descenso en los cruces ilegales.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS