Comando roba caballos de un millón de pesos

Detienen a empresa ecuestre en reten carretero de Texcoco; grupo armado amagó al elenco que se dirigía a un espectáculo en Oaxaca
01/08/2017
02:51
Emilio Fernández
Texcoco, Méx.—
-A +A

[email protected]

 Mientras se dirigían al estado de Oaxaca a presentarse en un espectáculo, trabajadores de la empresa Pedro Domecq fueron detenidos por hombres que en un principio se identificaron como miembros de la policía; luego, fueron llevados a un paraje donde les robaron dos caballos de alta escuela, que han sido galardonados internacionalmente y tienen un valor superior a los 20 mil dólares.

En total transportaban siete equinos en un camión acondicionado; los dos más importantes de la empresa son los que hurtó el grupo armado, denunciaron los empleados que fueron amagados con rifles y pistolas.

Se dirigían a un espectáculo ecuestre en la ciudad de Huajuapan de León, Oaxaca, y salieron de la escuela de jinetes ubicada en Texcoco la madrugada del domingo.

“Paso por Puebla, paso por Izúcar de Matamoros, y en el tramo de Izúcar a Acatlán de Juárez ya es sierra, es el kilómetro 86 más 200, empecé a subir la sierra y cuando empecé a descender me hacen señales, en un retén. Me imaginé que era un retén federal porque traían charolas, placas de autoridad en el cuello, entonces me hacen el alto, me orilló, me paro y me preguntan qué transportas y les digo caballos y gente”, contó el coordinador del espectáculo.

Los hombres, vestidos de negro y armados con “cuernos de chivo”, se subieron a la unidad y amagaron a las 14 personas que forman parte del elenco, entre cantantes y jinetes.

“Uno de ellos me torció la mano hacia atrás, me llevan atrás de la unidad y me dicen: Nosotros no somos autoridad, somos la maña; obedeces lo que se te dice o aquí se los va a llevar la chingada”, recordó.

Estuvieron retenidos durante una hora sobre la carretera, tiempo durante el cual no pasó alguna autoridad. Después, los condujeron sobre un camino de terracería y, en un paraje, les ordenaron que se detuviera. Después de 15 minutos llegaron entre seis a siete camionetas. Eran las 3.30 de la madrugada.

Ahí les dijeron que les entregaran dos caballos. Subieron a los equinos en las camionetas.

“Son caballos de raza española, elegantes con abundante pelo, son muy educados y saben hacer muchas peripecias de lo que es la alta escuela española. Tienen un valor apreciativo y, por su talento, son caballos premiados, porque han tenido competencias y galardonados”, narró.

Varios delincuentes huyeron con los equinos, mientras que otro grupo escoltó a los miembros del espectáculo ecuestre al mismo punto donde los retuvieron.

“El llamado que hacemos es que haya más seguridad en nuestro país, vivimos desafortunadamente en un país lleno de inseguridad. Yo paré a los federales para decirles que me auxiliaran y me dijeron que denunciara y les informé del asalto pero no les importó, me ignoraron, no quisieron involucrarse”, denunció.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS