Entérate. Los bastiones políticos en el Edomex

Son las fortalezas electorales donde los partidos que compiten por la gubernatura del Estado de México esperan no ceder espacios y los votos duros para alzarse con el triunfo el próximo domingo 4 de junio
(Foto: Especial)
31/05/2017
01:00
Redacción
-A +A

Su importancia radica en su significativo peso electoral. Son los bastiones donde las fuerzas políticas que compiten por la gubernatura del Estado de México donde tienen mayor presencia y estructura y por ende confían en posicionar mejora sus candidatos de cara a la elección de este domingo 4 de julio

La lucha ha sido feroz y reñida, pero son estas trincheras donde los partidos esperan no ceder espacios pues son vistos como prioritarios internamente para mantener su fuerza electoral y garantizar el anhelado triunfo el este domingo.

Se trata de verdaderos corredores o graneros del voto que en el pasado han sido fundamentales para las fuerzas políticas pues les han permitido sonados triunfos electorales.

 

El voto duro del PRI

Históricamente, el Partido Revolucionario Institucional cuenta con un voto duro y una fuerte estructura electoral afincada en  los municipios del Valle de Toluca, pero sobre todo en el emblemático Atlacomulco, población que da nombre al grupo priísta por excelencia que ha dominado en la entidad: Grupo Atlacomulco.

Este grupo fue fundado por el diplomático, intelectual y ex gobernador de la entidad, Isidro Fabela, pero alcanzó gran fuerza con el extinto político Carlos Hank González. Incluso, antes de Eruviel Ávila, todos los gobernadores habían surgido de esta agrupación de poderosos priístas.

Así, el PRI apuesta y confía en su principal granero de votos Toluca, Lerma, Atlacomulco, Almoloya de Juárez, Metepec, Ixtapan de la Sal, Ixtlahuaca, Zumpango, Valle de Bravo, y la zona del voto verde en el sur de la entidad.

Pero también, el tricolor busca garantizar votos en populosos municipios donde hay presencia de otras fuerzas políticas como Chimalhuacán, Tlalnepantla, Tultitlan, Cuautitlán Izcalli, Coacalco, Tecámac, Chalco, y Valle de Chalco.

Otros dos municipios son simbólicos y el PRI los mantiene en su lista de prioritarios: Ecatepec, el municipio del actual gobernador Eruviel Ávila y que cuenta con el padrón electoral más grande del Edomex y del país con una lista nominal de un millón 202 mil 259 ciudadanos; y Huixquilucan, que gobernó el actual abanderado priísta Alfredo del Mazo pero ahora en poder del PAN, con una lista nominal de con 175 mil 140 votantes.

 

El corredor azul

La apuesta panista es su famoso “corredor azul”. La zona industrial conurbada a la Ciudad de México que encabeza Naucalpan, que es un municipio muy significativo ya que ahí fue donde el panismo entró para ser gobierno hace varios años.

Si bien, los municipios de este corredor han pasado ya por la alternancia en repetidas ocasiones, donde a veces el PAN se hace de la presidencia o representa la segunda fuerza, sigue siendo el principal bastión de Acción Nacional. Donde tiene mayores simpatías y su estructura de voto.

Este corredor lo conforman municipios como Naucalpan donde el PAN entró a gobernar en 1997, donde tiene una lista nominal de 644 mil 296 electores.

Además, está Atizapán de Zaragoza, que el panismo recuperó en 2015, con una votación de 40.30%. Otros muncipios de este “corredor”, donde el PAN es segunda fuerza, son Cuautitlán Izcalli, Cuautitlán de Romero Rubio, y Tlalnepantla de Baz.

Acción Nacional arrancó su actual campaña en Ecatepec, municipio que llegó a  gobernar de 2000 a 2003 gracias al llamado “Efecto Fox”, pero cuya estructura aún no ha logrado consolidar.

 

El oriente es amarillo

El principal bastión del PRD está en Nezahualcóyotl. Salvo el trienio 2009-2012 que gobernó el PRI, el sol azteca mantiene un dominio en este municipio desde 1996 y es aquí donde mantiene su principal estructura y le ha permitido tener presencia en otros municipios aledaños.

Nezahualcóyotl, incluido en la lista de los municipios “prioritarios” cuenta con una lista nominal de 839 mil 562 ciudadanos, la segunda más grande en la entidad y donde el perredismo espera mantener su casi imbatibilidad.

Pese a que no pudo concretar una alianza con los demás partidos de Izquierda, el sol azteca espera mantener su fuerza en los municipios que actualmente gobierna en el oriente como Valle de Chalco y Tultepec.

Pero también ha conseguido construir baluartes en la zona sur de la entidad, donde gobierna, como San Simón de Guerrero, Luvianos, Amatepec, Zacazonapan, Villa Guerrero y Villa de Allende, entre otros.

Con la declinación del PT, el perredismo espera captar votación de las “bases” en los municipios gobernados por el Partido del Trabajo como Xonacatlán y Chapultepec, en el Valle de Toluca, y Otumba y Tonanitla en el Valle de México.

 

Texcoco: el cuarto polo

La ruptura de la izquierda a nivel nacional tras la salida de Andrés Manuel López Obrador del PRD también influyó en el panorama electoral en el Estado de México.

Es así, que ahora Morena también tiene una importante presencia y estructura en el oriente del Estado y Texcoco es su principal bastión, con una lista nominal 184 mil 210 ciudadanos.

Con la escisión que sufrió el perredismo, el sol azteca perdió este importante punto del oriente del Estado de México que pasó a ser clave para Morena.

En 2000, Texcoco fue gobernado por Horacio Duarte, hoy coordinador de campaña de la candidata de Morena, Delfina Gómez, quien a su vez también gobernó el municipio de 2013 a 2015.

Actualmente, Texcoco está gobernado por Higinio Martínez, uno de los principales líderes del grupo político conocido como Grupo de Acción Política.

 

crs

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS