Analiza FES Cuautitlán calidad de desayunos escolares en CDMX

Un análisis elaborado por la Facultad de Estudios Superiores determinó que los alimentos ofrecidos por el DIF cumplen con "la mejor calidad"
30/05/2017
21:19
Juan Manuel Barrera
Cuautitlán Izcalli, Méx.
-A +A

La Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán, de la UNAM, analiza los desayunos escolares que distribuye el DIF de la Ciudad de México, con el objetivo de verificar que son una dieta balanceada y de calidad para niñas y niños en edad escolar.

La FES Cuautitlán informó en un comunicado que recientemente firmó un convenio de colaboración con el DIF de la Ciudad de México, mediante el cual el Laboratorio de Análisis de Alimentos y Tecnología de Lácteos, a cargo de la doctora Sara Esther Valdés Martínez, inició el análisis de los desayunos distribuidos a los menores.

Afirmó que los integrantes del citado laboratorio visitaron las plantas encargadas de elaborar los alimentos para verificar que cumplan la Norma 251 de la Secretaría de Salud, que obliga a que el lugar esté limpio y el personal tenga buenas prácticas de manufactura.

Mencionó que los desayunos escolares incluyen leche, galletas, barras, fruta y fruta seca combinada con oleaginosas, por lo que la FES Cuautitlán asesora al DIF de la Ciudad de México para que ofrezca una dieta balanceada y recomendada a niños de edad escolar, ya que el desayuno debe cubrir la tercera parte de nutrimentos de la ingesta diaria.

El grupo universitario practica a los alimentos exámenes microbiológicos, físico-químicos, toxicológicos, sensoriales y de contenido (evaluación del peso neto).
Añadió que los ingenieros en alimentos de la FES Cuautitlán efectúan pruebas de mesófilos, patógenos, de hongos y levaduras, de acuerdo a normas oficiales, para avalar la inocuidad de los productos.

Igualmente realiza análisis químico proximal para comprobar que contengan los nutrimentos necesarios para los niños, como proteínas, azúcares, carbohidratos, grasas, fibra, calcio y sodio; en el caso de la leche revisan la cantidad de vitamina A.

También identifican la ausencia de aflatoxinas derivadas de los cereales, que son toxinas producidas por hongos del género aspergillus que se producen en cultivos agrícolas, por lo que galletas y barras deben estar por debajo de los niveles máximos permitidos, en tanto que en la leche estudian la ausencia de la aflatoxina M1.

“En términos generales y después del tiempo de colaboración, la investigadora señaló que los desayunos otorgados por parte del DIF CDMX poseen la mejor calidad, ya que son diseñados con base en las necesidades de niños con un rango de edad específico. En numerosos escenarios donde la escasez de recursos económicos es una realidad se convierte en la comida más importante para los infantes”, concluye.

 

 

pmba

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS