Delfina llama a detener guerra sucia en campaña

La aspirante pide al INE revise sus querellas por ataques en su contra
La texcocana recorrió a pie Donato Guerra, Villa de Allende y Villa Victoria, en la región de los volcanes, y San Francisco Tlalcilalcalpan, en Almoloya (IRVIN OLIVARES. EL UNIVERSAL)
13/04/2017
01:14
Misael Zavala
Almoloya, Estado de México.
-A +A

[email protected]
De gira por la región montañosa y del Nevado de Toluca, la candidata de Morena a la gubernatura del Estado de México, Delfina Gómez Álvarez, exigió a las autoridades electorales atender las denuncias por guerra sucia en su contra ante supuestas llamadas telefónicas que realizan a ciudadanos mexiquenses para denostarla y los panfletos que lanzaron en Texcoco “de parte de la maña” para, según ella, infundir temor y que la gente no salga a votar en las elecciones del 4 de junio. 

Ayer, la texcocana recorrió a pie las localidades de Donato Guerra, Villa de Allende y Villa Victoria, donde aseguró: “Las llamadas telefónicas diría que es guerra sucia porque quieren generar miedo en la población”.

Más tarde, en San Francisco Tlalcilalcalpan, perteneciente al municipio de Almoloya, la abanderada de Morena asistió a un mitin desangelado con unas 100 personas en el que aseguró que los panfletos lanzados en Texcoco en días pasados son parte de “una cuestión política”.

“Se han dedicado a difamar a una servidora. En unos volantes [lanzados en Texcoco] hablaban de cuestión de la maña o la mafia... Es una cuestión política y por eso pido al instituto electoral que se atienda esta situación porque le apuestan a que los ciudadanos no salgan a votar”, dijo. 

Aseguró que dar tarjetas con efectivo, como se ha denunciado que lo hace el gobernador mexiquense, Eruviel Ávila, no es malo. 

Sin embargo, pidió apoyo al presidente Enrique Peña Nieto para que se eviten los actos públicos del gobierno federal en el Estado de México por la campaña electoral. 

Durante su evento, la abanderada aseguró que su gobierno será austero, le recortará el salario a los funcionarios de la administración estatal (incluido el de ella como gobernadora), y el ahorro se destinará a la construcción de 40 universidades, una por cada distrito mexiquense. 

Previo a eso, en diversas comunidades, por espacio de una hora, Gómez Álvarez repartió propaganda y hasta se dio tiempo para comer una tortilla con salsa en el puesto de la señora Irma Fernández. 

La ex alcaldesa de Texcoco caminó desde la entrada del municipio y tras recorrer puestos de verduras, tiendas de abarrotes con más de 100 años, así como carnicerías, con el fondo de la banda de música, dio un mensaje a espaldas de la plaza principal:

“Ya falta poco para que se vaya el PRI, ya nos toca a los ciudadanos. Es nuestro gran momento para hacer una transformación real”, expresó. Gómez informó que a más de una semana de iniciada la campaña, Morena tiene cubierto 100% de representantes para cubrir las casillas y defender el voto el 4 de junio.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS