Seguridad de trabajadores no es un juego: supervisora

Karen Guerrero es encargada de que la obra cuente con los equipos de protección necesarios
Karen es técnico en urgencias médicas por parte de la Cruz Roja Mexicana, señala que le agrada su trabajo, ya que le gusta salvaguardar y prevenir accidentes (ALEJANDRA LEYVA)
20/03/2017
01:00
Sandra Hernández
-A +A

[email protected]

L uego de presenciar la caída de dos trabajadores desde 15 metros de altura, Karen Guerrero, supervisora de seguridad del Tren Interurbano, aprendió que la seguridad no es un juego.

El trabajo de la joven de 25 años es vigilar y verificar que los trabajadores de obra tengan puestos casos, chalecos y dispositivos de seguridad, como arneses, para disminuir los riesgos al interior de la construcción de la estación Zinacantepec.

Ella pone el ejemplo, siempre trae puestas sus botas especiales para la obra, recorre el lugar y vigila constantemente a los hombres que, desde lo más alto de la estación, donde será la zona de los andenes, colocan los primeros rieles de la estación.

“La mayoría de la gente que sube con un equipo [de seguridad] está acostumbrada a trabajar con él, y está tan acostumbrada que pierde ciertas nociones.

“Hay gente que te dice: 'siempre lo hago, ¿qué me va a pasar?' Pero el estarles inculcando el tema de la seguridad es básico para nosotros. El hecho de que una persona sepa que el primer responsable de la seguridad es él, para nosotros es suficiente.

“Entonces es muy importante para nosotros recalcarlo, por mucho que estés acostumbrado a una actividad, siempre se debe revisar el equipo, es lo primero”.

Karen explica que los riesgos en una obra como la del interurbano se centran en actividades simultáneas, pues al mismo tiempo se llevan a cabo trabajos de altura, como la colocación de rieles en la zona alta de la estación, y trabajos en caliente que sacan chispas.

Si bien, en la construcción del tren no han habido accidentes hasta el momento, Karen ha presenciado percances como la caída del personal en las obras de la Autopista Urbana Norte, hace aproximadamente cuatro años.

“Me tocó vivir un incidente, no como parte del equipo de seguridad, yo estaba en las ambulancias, tuvimos la caída de dos personas de unos 15 metros. Es la parte más dura que me ha tocado en obra”.

Karen relató que se les dio atención inmediata a los trabajadores lesionados, por lo que llegaron a tiempo al hospital.

“Tuvieron heridas mayores, estuvieron internados un tiempo pero salieron bien”.

Hace dos años, Karen Guerrero inició su labor en el sector de la seguridad, cuyo objetivo es controlar actos y condiciones inseguras dentro las áreas de las construcciones.

La joven es técnico en urgencias médicas por parte de la Cruz Roja Mexicana, le agrada su trabajo, le gusta salvaguardar y prevenir accidentes. Sin embargo, su labor es demandante, pues debe estar pendiente día y noche.

“Llego a las 8:00 de la mañana y doy pláticas de concientización para inculcar la cultura de la seguridad, posteriormente reviso cada área de trabajo, que todas sean seguras, que los equipos estén en buenas condiciones y que el personal esté apto para los trabajos”.

Karen no tienen horario de salida, debe llegar primero e irse al último, sin embargo, para ella no es un problema, su objetivo es salvaguardar vidas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS