Policía muere al frustar asalto en autobús

Autoridades rechazan la versión de que era un “justiciero”; agente se dirigía a laborar, por lo que portaba su arma
24/02/2017
01:30
Juan Manuel Barrera
Tlalnepantla, Méx.—
-A +A

[email protected]

“Ya te la sabes. Sube el puente y cierra las puertas”, ordenó un presunto asaltante al conductor de un autobús de la Ruta 99 que circulaba por la vía Gustavo Baz antes del puente vehicular que cruza las avenidas Sor Juana Inés de la Cruz y Mario Colín, en este municipio.

Tres presuntos asaltantes abordaron metros antes dicho autobús y de inmediato amagaron con armas de fuego a los pasajeros, uno de los cuales era guardia de los Cuerpos de Seguridad Auxiliar del Estado de México (Cusaem), quien los enfrentó.

Fuentes locales informaron que los hechos ocurrieron alrededor de las 06:00 horas de ayer en un autobús de la Ruta 99, que corre de Tultitlán al Metro Tacuba, en la Ciudad de México.

Detallaron que la unidad circulaba por la vía Gustavo Baz y se detuvo en la esquina con avenida Filiberto Gómez, fraccionamiento San Nicolás, Tlalnepantla, a la altura del hospital 72 del IMSS.

Aseguraron que el guardia se dirigía a laborar, por lo que portaba su arma de cargo cuando se registró el asalto y enfrentó a los tres hombres, quienes descendieron de la unidad.

Expresaron que testigos relataron a la policía que dos de los sujetos simularon ser pasajeros y pagaron su pasaje, en tanto que el tercero se quedó junto al conductor y le dijo: “Ya te la sabes. Sube el puente y cierra las puertas”, para consumar el atraco. Agregaron que el elemento del Cusaem disparó contra los presuntos asaltantes y alcanzó a uno de ellos en la puerta del autobús, donde forcejearon y ambos cayeron de la unidad.

Afirmaron que policías municipales acudieron al sitio y pidieron apoyo de paramédicos de Protección Civil municipal, que determinaron que ambos hombres ya no tenían signos vitales, los cuales presentaban heridas de arma de fuego, uno en el pecho y el otro en la espalda.

Testigos expresaron que en el interior del autobús quedó una pistola Glock, al parecer del elemento policiaco, así como dos ojivas y un casquillo percutido.

Al lugar del incidente arribó el agente del Ministerio Público, que ordenó el levantamiento de los cadáveres e inició la carpeta de investigación correspondiente.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México descartó que se haya tratado de un “justiciero”, sino que era un elemento de los Cusaem que se dirigía a laborar y por eso llevaba su arma de cargo, quien en cumplimiento del deber intentó detener a los presuntos asaltantes.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS