Cierran puente vehicular en Cuautitlán Izcalli

Protección Civil informó que la estructura del puente Santa Teresa o “de piedra”, que data de 1876, está dañada debido al paso de vehículos pesados
Juan Manuel Barrera / EL UNIVERSAL
28/01/2017
18:40
Juan Manuel Barrera
Cuautitlán Izcalli, Méx.
-A +A

El puente Santa Teresa o “de piedra”, que data de 1876, ubicado en la colonia Santa Rosa de Lima, fue cerrado a la circulación vehicular al representar riesgo para la ciudadanía.

Héctor Elorriaga Mejía, jefe de Bomberos de Cuautitlán Izcalli, informó en un comunicado que el paso de vehículos pesados, sobre todo del transporte público y tráileres, dañaron la vieja estructura del puente.

Por lo que luego de una inspección, Protección Civil determinó cerrarlo para evitar daños a la construcción y a la ciudadanía.

El puente, conocido como Santa Teresa, de piedra, Santa Rosa y San Antonio, fue construido en 1876 para el paso de carretas; actualmente une el pueblo de Santa Rosa con Rinconada San Miguel y La Piedad.

Elorriaga Mejía aseguró que el paso del tiempo y de vehículos pesados, incluso tráileres, dañaron la estructura del puente y constituye riesgo para conductores y transeúntes.

“Se aprecia que existen muretes de tipo andador que se encuentran con secciones faltantes a lo largo del carril de circulación vehicular, por lo que se han presentado reblandecimientos y deslaves por lluvias, en particular en la zona del cruce; de igual manera, las bases que sostienen el puente presentan daños que no garantizan su estabilidad”, dijo.

Reiteró que un dictamen de Protección Civil municipal diagnosticó daños en la estructura, que incluso son visibles a simple vista, por lo que restringieron totalmente el paso de vehículos.

Mencionó que la próxima temporada de lluvias afectará nuevamente el puente y los daños que sufra serán mayores, lo que se pretende evitar con su cierre, además de salvaguardar la integridad de la ciudadanía.

Expresó que a 60 metros del puente existen alternativas para cruzar en condiciones de seguridad, por lo que las afectaciones a la ciudadanía serán mínimas.

El dictamen de Protección Civil establece que la Dirección de Obras Públicas, el organismo Operador de Agua (Operagua) y la Comisaría de Seguridad Pública deben asumir acciones conjuntas de seguridad y las obras que consideren necesarias para mitigar y eliminar el riesgo.

El gobierno municipal destacó que el artículo 18.69 del Código Administrativo del Estado de México, señala: “Las medidas de seguridad son determinaciones de carácter preventivo que tienen por objeto evitar la consolidación o permanencia de construcciones que pongan en riesgo a las personas o los bienes, por deficiencias en su edificación, sea por mala calidad en los materiales empleados, encontrarse en estado ruinoso o presentar cualquier otra circunstancia análoga”.

 

ahc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS