Obesidad complica el 60% de embarazos en Edomex

El doctor Julián Gómez Morales, director del Hospital General de Zona 194 del IMSS, dijo que la obesidad incrementa el riesgo de padecer diabetes gestacional y con esto también es un riesgo para generar hipertensión
07/08/2015
18:45
Juan Manuel Barrera
NAUCALPAN, Méx
-A +A

Alrededor de 60% de las mujeres embarazadas presenta algún grado de obesidad, lo que afecta su salud y la de sus bebés, aseguró el doctor Julián Gómez Morales, director del Hospital General de Zona 194 del IMSS, ubicado en el centro de Naucalpan.

Agregó que el hospital registra en promedio 300 partos mensuales, de los cuales en siete casos existen complicaciones y en la gran mayoría de ellos se trata de mujeres obesas.

“Fácil 60% de las embarazadas son obesas, bien sabemos que la obesidad en México es muy alta y me refiero a obesidad hablando incluso de sobrepeso, la obesidad, obesidad mórbida y demás”, dijo.

Afirmó: “Se incrementa el riesgo de padecer diabetes gestacional y con esto también es un riesgo para generar hipertensión asociada al embarazo. La mala nutrición, no necesariamente desnutrición, que ellas tengan también implica un riesgo para el recién nacido, son niños que pueden nacer obesos o con bajo peso, porque la mala nutrición afecta también al bebé”.

Gómez Morales detalló que el hospital atiende a 342 mil 727 derechohabientes de Naucalpan, Huixquilucan, Jilotzingo y parte de Atizapán, y una de sus especialidades es la ginecoobstetricia.

Mencionó que es de gran importancia que las mujeres embarazadas acudan a sus consultas y sigan las indicaciones médicas, pues la prevención se traduce en menos problemas durante el embarazo y al momento del nacimiento de los bebés.

Leopoldo Daniel Soto López, coordinador delegacional de Prevención y Atención a la Salud de la Delegación Poniente del IMSS, aseguró que durante este año la delegación registra sólo dos casos de madres embarazadas con VIH, cuyos hijos nacieron sin el virus.

Dijo que si se determina que una mujer es VIH positivo existen medidas para que a la hora del nacimiento se evite la transmisión del virus al bebé, como aplicar cesárea y cuidados como el manejo del cordón umbilical, además de evitar la lactancia.

“Impedir que tenga seno el bebé es para evitar que se transmita el virus con la leche. Si no sabemos que la madre es portadora, pues no vamos a tener ninguna medida preventiva. Si no se adquirió con el nacimiento, a través de la lactancia se puede contagiar”, expresó.

Gómez Morales concluyó que realizar pruebas para la detección del VIH es opcional en las mujeres embarazadas, aunque 95% aprueba efectuarse el análisis, para seguridad de sus bebés.

 

ahc

Mantente al día con el boletín de El Universal