Se pagaba predial, aseguran desalojados de Los Remedios

Evacuación se debe a que es un sitio de alto riesgo, justifican autoridades. Un templo, entre inmuebles demolidos; “nos replegaron con armas y escudos”
Habitantes de la zona aseguran que los uniformados sólo dieron 20 minutos para sacar lo más valioso y desocupar las viviendas (REBECA JIMÉNEZ. EL UNIVERSAL)
04/08/2015
01:19
Rebeca Jiménez Jacinto
-A +A

[email protected]

Naucalpan, Méx.— ¿Si dicen que somos invasores, por qué nos cobraron por años impuesto predial y traslado de dominio?, cuestionaron habitantes de 160 predios, incluido un templo cristiano, que fueron desalojados y demolidos en la zona boscosa de Los Remedios, durante un operativo de la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México y de Desarrollo Urbano municipal.

“Tocaron la puerta, como si la fueran a tirar; nos dieron 20 minutos para sacar papeles, dinero y lo más valioso que tuviéramos y de inmediato los policías sacaron a todos”, afirmó Adela Zavala García, quien dijo llevar 45 años viviendo en esta zona boscosa.

Sin notificación de desalojo u orden de cateo, sólo permitían que un integrante de cada familia entrar a sacar ropa, papeles y muebles.

“¿Quién puede sacar un refrigerador o la cocina solo?... como pudimos sacamos algunas cosas y las subimos a camiones de mudanzas”, relató Laura Camacho, habitantes de la zona.

Destruyen centro religioso. “Nos replegaron con escudos y con armas”, relató el pastor Daniel Flores Sandoval del templo cristiano “Ministerio Ciudad de Dios” , que fue demolido en su totalidad, el cual ocupaba cerca de mil metros cuadrados, de un total de mil 800 metros cuadrados, donde quedaron sólo escombros de una nave de 650 metros, cuatro salones y baños.

“Llevábamos escrituras, pago de impuesto predial por más de cinco años, pero no quisieron escuchar porque era un operativo de autoridades estatales, firmada por la edil —Claudia Oyoque— y Desarrollo Urbano municipal”, afirmó Flores.

Elizabeth Espinoza, al frente de 83 familias afectadas por el desalojo, y que integran la “Asociación de Colonos de Viveros del Valle”, afirmó que la mayoría son ex empleados de un empresario, quien desde hace décadas pagó a sus trabajadores con lotes para que construyeran sus casas; además muchos han ganado juicios de usucapión, para lograr la escrituración de los inmuebles, tras haber vivido en ellos por más de 10 años.

Zona peligrosa: alcaldesa. La presidenta municipal Claudia Oyoque Ortiz informó que el desalojo de 160 predios, llevado a cabo el fin de semana, fue “para proteger a personas que se encontraban asentadas en una zona de alto riesgo”, en un operativo realizado por el gobierno del Estado de México, “uno de los más limpios que se ha hecho”.

“Son 65 construcciones de tabique y 95 cuartos de cartón que se encuentran en un área natural protegida, en riesgo por los posibles deslaves, además de que los polígonos son propiedad del gobierno mexiquense”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS