Urgen terminar el Viaducto Interlomas

Obra en Palma Criolla tiene más de seis meses de atraso, acusan vecinos
La obra tiene un tramo subterraneo de túneles de 560 y 124 metros de longitud a una profundidad de 14 a 55 metros que pasa por debajo de casas en Interlomas, así como un puente, obra que debió entregarse en diciembre de 2014. (Foto: Rebeca Jiménez)
08/06/2015
02:00
Rebeca Jiménez Jacinto
-A +A

[email protected]

Huixquilucan, Méx.— La construcción del Viaducto Interlomas, en Palma Criolla, lleva al menos medio año de atraso, por lo que es urgente que los constructores y autoridades concluyan esta obra que mantiene colapsada y en riesgo esta zona, en el corazón de Interlomas, señalaron los vecinos.

Viaducto Interlomas es una vialidad de 6.4 kilómetros que unirá la zona de Interlomas en Palma Criolla, con la nueva autopista Naucalpan-Toluca y Bosque Real.

La encargada del desarrollo es la constructora Aldesem, quien debió terminar, a más tardar, al 31 de diciembre de 2014, túneles de 560 y 124 metros de longitud, a una profundidad que va de 14 a 55 metros, así como un puente, obra que debió estar concluida en diciembre de 2014, informó en febrero del año pasado Armando Báez Torres, subsecretario de Comunicaciones y Transportes del gobierno federal, en una reunión con los vecinos de la zona de Interlomas.

“Cualquier daño que genere la construcción del Viaducto Interlomas-Bosque Real, del túnel vial que cruzará por debajo de un centenar de casas, será cubierto con una fianza de cobertura ilimitada que adquirió la empresa Aldesa, responsable de esta obra”, informó a principios de 2013 Gelacio Carreño Román, en ese entonces subdirector de obra de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) delegación Estado de México.

Molestias. “Estamos en junio y nos informaron que este tramo del Viaducto Interlomas deberá estar terminado a más tardar el día 30 de este mes, pero los trabajos se ven lentos; no vemos cuándo van a acabar con el caos vial, el ruido y la mugre que esta obra genera”, afirmó Francisco Bustos Jiménez, vecino de Palmas Doral, el conjunto residencial más afectado por esta obra.

“El polvo, el lodo y el riesgo de accidentes es latente en esta mega obra que nos mantiene sitiados en esta zona de Interlomas”, apuntó Jiménez Bustos.

El jueves 4 de junio, “pusieron mamparas, una lona y sillas, pensamos que vendrían a informar sobre el avance de la obra, no obstante de último momento cancelaron su visita funcionarios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (STC)”, señalaron los vecinos de Palmas Doral.

“Esperamos que cuando esta obra termine y cumplan con las adecuaciones viales y restauración de camellones, de verdad hayan considerado la instalación de algunas áreas destinadas a las personas que caminan, pues hoy en día, los peatones se juegan la vida al transitar por calles como Palma Criolla, y el circuito Magnocentro”, apuntó Francisco Bustos.

Las adecuaciones a la vialidad buscan conectar tres puntos para agilizar los recorridos vehiculares de la zona en ambos sentidos como vía alterna hacia el Distrito Federal e Interlomas, desde las avenidas Palma Criolla y Palma de Dátil hasta la autopista Chamapa–La Venta y la nueva Autopista Naucalpan-Toluca, sin tener que circular por la autopista de cuota La Venta-Lechería.

Los trabajos mantienen a los vecinos “practicamente sitiados” en la colonia, acusan.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS